Acuerdo de París

Este Acuerdo fue un hito en la historia de las negociaciones climáticas, a través del cual una gran cantidad de países se comprometieron con metas específicas para dar una respuesta mundial a la crisis climática

En diciembre de 2015, se celebró en la ciudad de París, Francia, la COP 21, en la cual se alcanzó el llamado Acuerdo de París. Su meta es fortalecer la respuesta mundial al cambio climático en el marco del desarrollo sostenible y los esfuerzos por erradicar la pobreza.

Imagen: Firma del Acuerdo de París. COP 21, Paris, 2015.

Los principales objetivos del Acuerdo de París son:

  • Mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5°C con respecto a los niveles preindustriales, reconociendo que ello reduciría considerablemente los riesgos y los efectos del cambio climático.

  • Aumentar la capacidad de adaptación a los efectos adversos del cambio climático y promover la resiliencia al clima y un desarrollo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, de un modo que no comprometa la producción de alimentos.

  • Elevar las corrientes financieras a un nivel compatible con una trayectoria que conduzca a un desarrollo resiliente al clima y con bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

El acuerdo fue adoptado el 12 de diciembre de 2015 y fue ratificado el 4 de noviembre de 2016. Durante las COPs siguientes, se trabajó en los distintos mecanismos y herramientas para lograr una efectiva implementación del Acuerdo. Su periodo de vigencia comenzó en el año 2020.