Riesgos Climáticos en la Ciudad

Debido al cambio climático se espera una mayor ocurrencia de eventos climáticos extremos, que impactan en la sociedad. Conocé los riesgos a los que se enfrenta la Ciudad

Los cambios observados en variables climáticas como la temperatura y las precipitaciones desde décadas pasadas hasta la actualidad indican que las principales amenazas climáticas a las que la Ciudad está expuesta son las inundaciones fluviales, costeras, altas temperaturas y olas de calor.

En la medida que diferentes componentes (infraestructura, actividades económicas, áreas naturales) o grupos poblacionales vulnerables de la ciudad (adultos mayores, niños o población en barrios populares), quedan expuestos a estas amenazas, se presentan riesgos, los cuales deben ser analizados a fin de tomar medidas adecuadas para reducir la vulnerabilidad, las posibilidades de impacto y aumentar la capacidad de adaptación.

Imagen: Definición de riesgo climático. Fuente: Gerencia Operativa de Cambio Climático, APrA.

Para analizar los riesgos a los que nos enfrentaremos se tienen en cuenta proyecciones del clima basadas en escenarios futuros desarrollados por el Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre Cambio Climático (IPCC por su sigla en inglés). De acuerdo a estos análisis y evidencias científicas, se determina que las variables climáticas seguirán cambiando con el correr del tiempo y con ellas las amenazas irán creciendo.

En la Ciudad se espera que las precipitaciones hacia 2050 y 2100 mantengan la tendencia en aumento de las décadas pasadas, aunque con una mayor variabilidad. De igual forma, el ascenso de la temperatura continuará, registrando un incremento aún mayor en largo plazo hacia el año 2100 y bajo un escenario de concentración sostenida de gases de efecto invernadero (RCP8.5). Además, a futuro, las olas de calor serán más duraderas y afectarán directamente la salud de los grupos más vulnerables.

Imagen: Incremento de precipitación anual promedio y aumento de temperatura máxima a 2050 y 2100, según escenarios de emisión de gases de efecto invernadero (RCP) del IPCC. Fuente: PAC 2050. Gerencia Operativa de Cambio Climático, APrA.

Imagen: Evolución de la duración máxima de olas de calor (en días/evento) 2010-2100. Fuente: PAC 2050. Gerencia Operativa de Cambio Climático, APrA.

Basados en los escenarios futuros de clima para la Ciudad, se determina el riesgo de la población frente a olas de calor y precipitaciones (teniendo en cuenta la densidad poblacional y el porcentaje de población que conforma los grupos más susceptibles a sufrir impactos en la salud, mayor a 64 años y menores de 15), así como el riesgo para el hábitat urbano (teniendo en cuenta áreas verdes, calidad constructiva, entre otras características urbanas y socioeconómicas relevantes en términos adaptación). De esta forma, se observa en el territorio de la Ciudad diferentes niveles de riesgo frente a olas de calor y precipitaciones.

Imagen: Mapa de riesgo futuro de olas de calor sobre población para RCP 4.5/8.5, horizonte 2040. Fuente: PAC 2050. Gerencia Operativa de Cambio Climático, APrA.


Imagen: Mapa de riesgo futuro de inundaciones sobre hábitat urbano para RCP 4.5, horizonte 2040, sin obras. Fuente: PAC 2050. Gerencia Operativa de Cambio Climático, APrA.

Cabe destacar que la Ciudad de Buenos Aires está atravesada por once cuencas hídricas distintas cuyos arroyos, en su mayoría, fueron rectificados y entubados. Esta intervención sumada a la escasa pendiente, la poca evacuación natural de las aguas, y el alto grado de impermeabilización del suelo, determinan zonas anegables. En tal sentido, las inundaciones son un importante riesgo de origen natural para la Ciudad, sin embargo, se han desarrollado obras de infraestructura que lograron disminuir los eventos de inundación y las zonas inundables. Actualmente, los niveles de riesgo hídrico más altos se encuentran sobre la Cuenca Matanza Riachuelo al sur de la Ciudad y en la zona centro de la misma. A futuro, conforme a los escenarios de cambio climático, se deberán implementar nuevas medidas, en especial en las zonas de mayor riesgo.