Programa de Salud Ambiental Infantil (SAI)

Busca disminuir el impacto de los factores ambientales sobre la salud de los niños y adolescentes para asegurar su crecimiento y desarrollo.

Definida por la Organización Mundial de la Salud como uno de los retos sanitarios del siglo XXI, la salud ambiental infantil es una nueva mirada sobre antiguos problemas de contaminación.

Un ambiente saludable define la calidad de vida de niñas y niños, quienes se enferman con frecuencia por la exposición a diferentes tóxicos ambientales: físicos, químicos y biológicos. Estos factores están presentes en los distintos ambientes donde desarrollan su vida: el hogar, la escuela, el barrio, la plaza. El impacto ambiental se produce y deja huellas en la gestación, la infancia, la adultez y en futuras generaciones.

La mayoría de los contaminantes químicos y físicos se encuentran presentes en la vida cotidiana de las grandes ciudades. Sus efectos en las personas se manifiestan a largo plazo y se amplían porque están superpuestos.

La población infantil es la más afectada por las enfermedades provocadas por factores ambientales, que se cobran cada año la vida de más de cuatro millones de niños y niñas, principalmente en los países en desarrollo.

Asimismo, el 40% de las enfermedades que afectan a los niños (respiratorias, gastroentéricas, tumores y malformaciones) se relacionan con factores del medio ambiente.

Los principales riesgos ambientales que afectan la salud de los niños y niñas son la falta de acceso al agua segura, la falta de cloacas, la contaminación del aire interior y exterior, la exposición a químicos y metales.

La vulnerabilidad biológica es una característica de los niños debida a condiciones de un organismo en crecimiento y desarrollo, con una mayor exposición y menor capacidad de respuesta a los tóxicos y otros factores ambientales.

Los efectos de la contaminación ambiental son prevenibles.

Desde el año 2006, SAI trabaja para la consolidación de una red de salud ambiental infantil en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Entre los integrantes de esta red, se destacan las Unidades Pediátricas Ambientales, equipos interdisciplinarios integrados por pediatras, bioquímicos, trabajadores sociales y enfermeros que trabajan en hospitales pediátricos y están comprometidos con la problemática de la salud ambiental de la población infantil.

Los objetivos del programa son:

• Promover acciones que garanticen la atención de los problemas de salud de los niños, asociados a los factores ambientales.
• Sensibilizar a los integrantes del equipo de salud y a la población acerca de la vulnerabilidad de los niños en las distintas etapas de su desarrollo, los riesgos ambientales y los efectos sobre su salud.
• Fortalecer el registro y la vigilancia epidemiológica de los riesgos para la salud asociados a factores ambientales.
• Capacitar sobre la temática en los diferentes efectores de salud del Gobierno de la Ciudad.
• Articular redes que permitan un abordaje integral de la problemática.
• Incorporar la Hoja Pediátrica de Pesquisa del Riesgo Ambiental a la historia clínica de los niños.
• Implementar tecnologías en la atención sanitaria de los niños que no provoquen daños al medio ambiente.