Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

580 millones de bolsas menos en la Ciudad

A partir del 9 de octubre, los supermercados, hipermercados y autoservicios sólo podrán entregar bolsas plásticas que se encuentren certificadas bajo la Norma IRAM N° 13.610.

A partir del 9 de octubre de 2012, los supermercados, hipermercados y autoservicios sólo podrán entregar bolsas plásticas que se encuentren certificadas bajo la Norma IRAM N° 13.610. Son bolsas más fuertes y más resistentes que reducen aproximadamente a la mitad el volumen promedio de bolsas plásticas que se entregan por compra.

Las bolsas medianas tendrán un tamaño de 45 cm x 55 cm, y 17 micrones de espesor; y las bolsas grandes 55 cm x 60 cm, y 20 micrones de espesor.

En la Ciudad hay 60 empresas productoras de bolsas plásticas que generan 1.050.000.000 bolsas por año. Con el objetivo de reducir la cantidad de bolsas innecesarias y de mala calidad que se entregan en la Ciudad, reglamentamos una ley que prohíbe de manera progresiva la entrega de bolsas plásticas en comercios.

La ley 3.147, reglamentada en mayo de 2012 tiene como objetivo:

  • Fomentar la producción de bolsas biodegradables.
  • Reducir progresivamente hasta prohibir la entrega de bolsas no biodegradables en los comercios.
  • Reemplazar sobres y bolsas no biodegradables por biodegradables.

Con estas medidas buscamos reducir el 55% de las bolsas entregadas en la Ciudad (aproximadamente 580 millones de bolsas) y trabajamos para su desaparición total.

Para llegar a estos objetivos, llegamos a un acuerdo con las cámaras del papel, del plástico y de los supermercados para que con cierto tiempo de aviso, todos puedan adecuar su empresa o industria a los objetivos de la nueva ley.

Las excepciones a la ley se aplican a:

  • Carnicerías, verdulerías, pescaderías, comercios de productos de granja, fiambrerías, comercios de insumos para hospitales y otros que por motivos sanitarios deban seguir utilizando bolsas plásticas no biodegradables. Pero deberán acreditar esos fines sanitarios y deberán ajustarse a un nuevo tipo de bolsa que usaremos para la transición.

  • Sector supermercados, hipermercados y autoservicios: tendrán que dejar de ofrecer las bolsas actuales de plástico y entregar bolsas plásticas con norma IRAM mas grandes y, por lo tanto, necesarias en menor cantidad.

Bolsas verdes y negras

Teniendo en cuenta que más del 75% de los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires utilizan las bolsas plásticas del supermercado para disponer de sus residuos, la ley contempla que los supermercados entreguen bolsas verdes y negras, en línea con la política se separación de residuos.

Lo mismo sucederá con las bolsas de consorcio. La ley obliga que sólo se entreguen 2 colores de las bolsas: verde y negro.

También por primera vez estamos estimulando el reciclado de bolsas; lo haremos en todos los súper y en los puntos limpios móviles.

Sobres plásticos

Los sobres plásticos también están incluidos dentro del marco de esta ley. Esto también significa que quedarán prohibidos los sobres de plástico no biodegradable dentro de la Ciudad, incluyendo a los que llegan por correspondencia a la misma.

La Ciudad ya inició este reemplazo en sus sobres de ABL, evitando así que usemos 8 millones de sobres de plástico por año.

En busca de la reconversión de la industria del plástico

A los 90 días de reglamentada la ley la Agencia de Protección Ambiental creará una comisión multidisciplinaria para elaborar un cronograma viable que cumpla con los siguientes pasos:

*¨Investigación Básica. * Investigación y Desarrollo en laboratorio. * Desarrollo del proceso a escala piloto. * Instalación de plantas a escala industrial (contemplando las inversiones que resulten necesarias a fin de lograr una capacidad de producción que permita abastecer el mercado local). * Adaptación de la industria transformadora local a los nuevos materiales.

Para impulsar la producción nacional, estas etapas tendrán en cuenta no sólo los aspectos técnicos y operativos sino también su viabilidad económica.

Si querés más información ingresá aquí.

Sobre medios en la Ciudad