Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Seguimos sumando arte a la Línea B

El Plan de Gestión Patrimonial y Cultural avanza con las intervenciones de artistas que renuevan la estética de todas las estaciones y transforman la experiencia de viaje.

Lunes 11 de agosto de 2014

La Línea B se está renovando con las intervenciones de artistas prestigiosos, para que los más de 450 mil usuarios que la transitan diariamente puedan disfrutar de obras originales.

Las intervenciones forman parte del Plan de Gestión Patrimonial y Cultural que convocó a múltiples artistas para generar un cambio sustancial a nivel estético y ambiental.

El primer artista en intervenir la línea fue Federico Bacher con su Bosque Subterráneo en la Estación Dorrego. Actualmente, Ignacio De Lucca, el Colectivo Dadá y Claudio Baldrich se encuentran trabajando en las estaciones Leandro N. Alem, Ángel Gallardo y Uruguay.

El juego de tonalidades del Colectivo Dadá

El street art del Colectivo Dadá -en el que se encuentra Martín Ron- que conecta cromáticamente las estaciones Uruguay, Pasteur y Pueyrredón, ya puede ser disfrutado por los pasajeros. Actualmente, el equipo de trabajo se encuentra pintando las columnas de la estación Ángel Gallardo.

La puesta en valor aprovecha la hilera de columnas y las convierte en una obra lúdica y colorida que renueva las estaciones del recorrido entre Leandro N. Alem y Federico Lacroze.

El trabajo se aprecia mucho mejor desde el interior de las formaciones donde el movimiento produce un efecto visual cuando los vagones llegan o salen de las estaciones. Para lograr esto, cada columna se pintó de un tono similar al anterior, en forma de degrade, generando un pasaje de tonalidad.

La Av. Corrientes según Baldrich

Asimismo, los usuarios que recorran el pasillo de conexión entre la Av. Corrientes y Talcahuano de la Estación Uruguay, también pueden disfrutar de colores y formas, gracias al mural que pintó Claudio Baldrich junto a sus colaboradores.

La intervención recrea el ritmo de lo que transcurre en la superficie de la transitada calle Corrientes. Para lograr ese efecto, Baldrich utilizó su trazo ondulante y plasmó un paisaje urbano en el que sus personajes parecen estar en movimiento constante.

La obra abarca dos paredes de más de 45 metros y repite el estilo expresionista con vetas surrealistas y reminiscencias a la Generación Beat con el que el autor ornamentó doce espacios.

La selva abstracta de De Lucca

En la estación cabecera Leandro N. Alem, Ignacio De Lucca comenzó la puesta en valor de las bajadas de las escaleras. La intervención se basa en una serie anterior llamada “arborescencias” en las que el autor trabajo con su especialidad: las acuarelas.

La obra se fundamenta en el concepto filosófico de “rizoma”, creado por Gilles Deleuze, que describe un modelo social que crece y se reproduce como ramas o bulbos y cuyo concepto deriva de la botánica.

Como sucede en muchos de sus trabajos, los pasajeros que desciendan al andén central de la estación se encontrarán con un paisaje selvático, abstracto y colorido, inspirado en la provincia de Misiones -tierra natal del artista-.

La iniciativa alcanzará la ornamentación de 13 estaciones en las que se sumarán los artistas Federico Minuchín, Nazza, Marino Santa María y Ciotti.

Mirá el video de las intervenciones en la línea:

Sobre medios en la Ciudad