Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Las actividades de la Ciudad por el Mes Libre de Humo

Con el objetivo de sensibilizar a los vecinos acerca de los riesgos del tabaquismo, la Dirección General de Políticas Sociales en Adicciones difundirá información y brindará asesoramiento en diferentes barrios durante todo mayo.

Jueves 10 de mayo de 2018

El 31 de mayo es el Día Mundial Sin Tabaco y, por esta razón, la Ciudad se suma a la celebración internacional que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de sensibilizar a los vecinos acerca los riesgos asociados con el tabaquismo y de motivarlos a dejar el cigarrillo.

La campaña de sensibilización y concientización, que se extenderá durante todo mayo como parte del Mes Libre de Humo en distintos puntos de la Ciudad, estará a cargo de la Dirección General de Políticas Sociales en Adicciones.

De esta forma, se repartirá folletería específica y se ejecutarán diversas actividades e intervenciones creativas en hospitales, sedes comunales, parques y plazas, con el eje puesto en la difusión de la Línea 108 de Orientación en Adicciones.

El Día Mundial Sin Tabaco 2018 coincide con una serie de iniciativas y oportunidades mundiales para reducir la epidemia de tabaquismo y sus repercusiones en la salud pública, que son, principalmente, un gran número de muertes y mucho sufrimiento de millones de personas en todo el mundo. Entre estas medidas se cuentan las iniciativas apoyadas por la OMS, cuyo objetivo es principalmente reducir la mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

La Ciudad, por medio del Ministerio de Salud, cuenta con el Programa de Prevención y Control del Tabaquismo, que está orientado a disminuir la prevalencia de tabaquismo. A través de él, se puede acceder a 29 centros de asistencia para dejar el cigarrillo.

Conocé más del Programa de Prevención y Control del Tabaquismo »

Los beneficios de dejar el cigarrillo

Inmediatos:

  • A los 20 minutos, la presión arterial y la frecuencia cardíaca regresan a sus niveles normales.
  • A las 8 horas, la respiración es más profunda y hay una mejor oxigenación pulmonar.
  • A partir de las 48 horas, se normalizan los sentidos del gusto y el olfato.
  • A las 72 horas, se normaliza la función respiratoria.

A mediano y largo plazo:

  • A los 6 meses, se reducen los catarros, los resfríos, las bronquitis y las molestias de garganta.
  • 1 año después: se reduce a la mitad el riesgo de infarto y es menor el riesgo de trombosis o embolias cerebrales.
  • 3 o 4 años después: el riesgo de padecer enfermedades del corazón se equipara al de los que nunca fumaron.
  • 10 años después: el riesgo de padecer cáncer de pulmón se iguala al de los no fumadores. Lo mismo sucede con el riesgo de un accidente cerebro vascular.
  • 10-15 años después: el riesgo de muerte del exfumador llega a equipararse al del no fumador.
  • Los hombres y mujeres que dejan de fumar entre los 35 y los 39 años de edad ganan entre 3,2 años y 5,1 más de expectativa de vida.

En tanto, en la mujer, si está embarazada y deja de fumar durante los primeros 3 meses de gestación, el riesgo de bajo peso al nacer del bebé se equipara con el de una madre no fumadora. Incluso reduce el adelanto de la menopausia, que en las fumadoras es de 1 a 2 años, a solo 6 meses o menos.

También mejora la salud de los demás. Respirar humo de tabaco afecta la salud de los que no fuman: entre otras cosas, aumenta un 30 % el riesgo de infarto y de cáncer de pulmón en los no fumadores.

Los niños también sufren las consecuencias: está demostrado que los que viven en hogares donde se fuma padecen tos crónica, disminución de la capacidad de sus pulmones, y tienen más episodios de asma, bronquitis, neumonía y otitis. Estos riesgos desaparecen al dejar de fumar.

Las tasas más altas de consumo reciente de tabaco, según grupo de edad, se encuentran en la población que tiene entre 25 y 49 años, con un promedio de 35 %. Mientras que el consumo es menor entre la población de 12 a 17 años (13,3 %) y de 50 a 65 años (28,5 %).

Para más información o solicitar asistencia, comunicate a la Línea 108 »

Sobre medios en la Ciudad