Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Se inauguraron las muestras de Hélio Oiticica y Nicola Costantino

“Tropicália” y “Éden” y "Pardés" pueden visitarse en el Salón Mayor y en la Sala Laberinto

Viernes 27 de abril de 2018

Estas exhibiciones, de dos artistas latinoamericanos, dialogan con el concepto del Edén y hacen referencia a la naturaleza.

“Tropicália” y “Éden” están consideradas entre las obras más importantes del artista brasileño Hélio Oiticica. Se trata de dos instalaciones penetrables que invitan al público a sumergirse en el universo del carioca a través de experiencias sensoriales.

El espectador forma parte, recorre con los pies descalzos un espacio habitado por aves, plantas tropicales, agua, piedras y alfombras de revistas, y así se va conectando con el espíritu de la búsqueda de Oiticica: un arte que nos desafía a asumir un rol más activo.

“Tropicália” es un laberinto sin salida, un mapa que funciona como una crítica al estereotipo de Brasil como paraíso tropical y que pone en escena la estética de las favelas como símbolo nacional. Su alcance fue tal que a fines de la década del ´60 influyó en el surgimiento del Tropicalismo, un movimiento cultural brasileño de intención renovadora.

En “Éden” hay espacios diseñados para que el público pueda relajarse y conectarse con un estado de ocio que Oiticica consideraba indispensable para lograr una libertad interior tal que lo llevara hacia la creatividad.

“Pardés” es la instalación de sitio específico de Nicola Costantino, creada especialmente para la Sala Laberinto. Significa “huerto” en hebreo y remite también a la idea del Edén, ese lugar al que se llega para deleitarse con todos los frutos ofrecidos.

Este mural 360°de la artista rosarina es una invitación a sumergirse en un paraíso bucólico: un bosque donde el alimento emana en el universo vegetal con orquídeas fantasmagóricas y la Fuente de la Vida cual cornucopia. En el recorrido, los personajes que lo habitan procesan con laboriosidad alquímica cada uno de sus frutos para crear un gran banquete, en medio de las fuerzas desatadas de una naturaleza cuya identidad es la mutación constante.

Ambas muestras son con entrada libre y gratuita. De martes a jueves de 14 a 19 h. Viernes, sábados, domingos y feriados de 10 a 21.

Sobre medios en la Ciudad