Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

El valor de la adopción, en cuatro historias de amor infinito

Son postulantes que se animaron a ampliar su mirada y aceptaron los casos menos buscados: adolescentes, niños con alguna enfermedad, grupos de hermanos o vinculados con su familia de origen.

Jueves 7 de septiembre de 2017


En la Ciudad hay actualmente 1.100 inscripciones de personas que quieren adoptar. No obstante, son pocos los que están dispuestos a aceptar niños con alguna enfermedad o discapacidad, adolescentes que ya vienen con su historia o, por ejemplo, grupos de hermanos.

Según datos del Registro Único de Aspirantes a Guardas Adoptivas (RUAGA), la mayoría de los niños en estado de adoptabilidad tienen 6 años o más. Pero el 82,3% de los legajos admitidos busca niños de hasta un año de edad, mientras que el 76% informa su predisposición a adoptar niños sin enfermedades y sólo 4 de cada 10 postulantes indican disponibilidad para adoptar a dos o más hermanos.

En ese marco, desde el Gobierno porteño se informó la implementación de una serie de medidas que incluyen encuentros informativos, para que las familias puedan conocer en profundidad la historia de los niños o adolescentes en estado de adoptabilidad y consideren la posibilidad de ampliar su disponibilidad adoptiva. Así lo hicieron Ana y su marido, que integraron a dos niños, uno de los cuales tiene una discapacidad; Santiago y Teresita, que le abrieron las puertas a dos niños; Mauricio y Vanesa, que aceptaron a un grupo de hermanos; y Silvia, que sumó a su vida a Facundo, un adolescente que se quedó sin su mamá.

Sobre medios en la Ciudad