Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

CUIDATE EN INTERNET COMO EN LA VIDA REAL

Internet es una herramienta muy útil para realizar trámites, compras y gestiones personales, sin embargo hay que tener especial cuidado en el resguardo de los datos personales para no sufrir un robo de identidad.

Martes 5 de junio de 2018

¿Qué es el robo de identidad?

Es cuando una persona utiliza los datos de otro individuo para realizar compras, solicitar préstamos, obtener un trabajo de manera on-line; en definitiva hacerse pasar por alguien que realmente no es.

¿Qué tipos de robo de identidad existen?

No existe un único método para realizar un robo de identidad, pero en sus diversas variantes hay elementos comunes. Entre los más frecuentes se encuentran:

  • Phishing: Es la capacidad de duplicar un sitio web para hacerle creer al visitante que se encuentra en la página original y recolectar los datos de los usuarios.
  • Smishing:Similar al phishing, con la diferencia de que la trampa es tendida a través de mensajes a los teléfonos celulares incitando ingresar a determinadas páginas con Link´s.
  • Pharming:Un virus troyano alojado en la computadora provoca que al entrar a una página, pese a escribir correctamente la dirección, se ingrese a una falsa de igual apariencia.
  • Aplicaciones “Keylogger”: es una técnica por la cual, en las computadoras de uso público, se transmite al delincuente todos los datos que se ingresen en ese dispositivo.
  • Aplicaciones “Screen Scrapers”: similar a las keylogger, pero en cambio, lo que se transmiten son las capturas de pantalla de ese dispositivo infectado por el aplicativo.
  • En cajeros automáticos o ATM: el método más utilizado, es colocar un dispositivo que traba y/o retiene la tarjeta de débito y/o crédito del usuario, copiando la información de la banda magnética para su posterior uso en actos ilícitos.

¿Cómo prevenir el robo de identidad?

  • Limitar la cantidad de información personal que se da en las redes sociales personales.
  • Mantener actualizados el firewall, programas antivirus y programas anti-spyware (contra software espía) de la computadora.
  • No compartir nunca contraseñas, códigos PIN y otros datos de acceso con otras personas, ni dejarlos por escrito.
  • Usar contraseñas y códigos PIN que no contengan la fecha de nacimiento o el nombre.
  • No usar la misma contraseña en más de una cuenta.
  • Jamás brindar información sensible por teléfono, email, sms o red social.
  • Ninguna institución bancaria, va a requerir que se coloquen claves por teléfono, ni que se ingresen todos los datos de una tarjeta de coordenadas.
  • Evitar la utilización de computadoras públicas para efectuar transacciones a través de homebanking´s.

Ante cualquier duda sobre la procedencia de u email o llamado telefónico en el que se requiera información personal, llamar al teléfono oficial de la institución o acercarse a la sucursal más cercana de la entidad.

Sobre medios en la Ciudad