Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Se encuentra usted aquí

Carrillo celebra sus nuevas canchas

Martes 7 de febrero de 2017

El Bajo Autopista de Carrillo poco a poco se convierte en un Polideportivo a cielo abierto. En Castañares y Lacarra, aledaña a la cancha de fútbol, ahora se encuentran otras dos de vóley y una más de básquet acondicionada para jugar al fútbol también.

Mientras el fútbol y el vóley son una tradición en el barrio, el básquet se introdujo entre los vecinos para que expandan sus habilidades deportivas y multipliquen los encuentros entre amigos.

“Quizás nunca lo habíamos jugado porque no teníamos la cancha y la pelota. Fue muy buena la idea. El deporte saca a las personas de la droga y motiva a que se junten a compartir entre amigos”, dijo Mario Toche, vecino de Carrillo.

El proyecto de obra fue el resultado de un trabajo en conjunto. Las obras fueron llevadas adelante por la Subsecretaría de Hábitat e Inclusión quien organizó Mesas Participativas donde los vecinos hicieron sugerencias que luego se vieron plasmadas en los planos. “Este espacio les da un hábitat agradable a las familias de Ramón Carrillo. Lo importante es que el deporte te integra, te da la construcción de equipo. Nos hemos propuesto estos 4 años hacer un trabajo fuerte de inclusión”, dijo Diego César Santilli, Vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

“Acá nos juntamos a charlar y comer un asadito entre vecinos, a compartir un partido con toda la gente”, expresó José Mereles, otro vecino, en la primera reunión.

En el evento de inauguración animó el ritmo murguero de Los Amantes del Arrabal compuesto por fantasías, bailarines y músicos percusionistas del barrio. Vecinos participaron de actividades deportivas en las que estrenaron las canchas y la tarde culminó con un show en vivo del grupo Karicia, banda de cumbia que invitó a todo el barrio a bailar.

“Gente que antes pasaba por la autopista y se asustaba, ahora va a encontrarse con chicos jugando, colores y un espacio iluminado, le cambió la cara a Carrillo. Los chicos ahora tienen un lugar donde venir a divertirse, que los saca de la calle y les da una nueva iniciativa. El deporte evita que ocupen su cabeza con malas decisiones”, dijo Cristián Gómez, vecino desde hace 27 años.

Las nuevas canchas de Carrillo son de uso público y están disponibles a toda hora para que los vecinos las disfruten y pongan en juego los valores propios del deporte como el respeto, el compañerismo y la superación personal.

Antes y después