Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Más de 2.000 alumnos aprenden programación en las escuelas porteñas

Participan de Aprendé Programando, un curso que les da las herramientas para armar páginas webs, aplicaciones o juegos.

Viernes 11 de agosto de 2017



Por segundo año consecutivo, la Ciudad desarrolla un innovador programa para que los alumnos que concurren a los últimos años del secundario aprendan un nuevo lenguaje, el de la programación, que les permitirá armar una página web, aplicaciones y juegos.

Durante el primer cuatrimestre más de 2.000 alumnos concurrieron a Aprendé Programando, que se desarrolla en nueve sedes en distintos barrios porteños, en horario extracurricular. Y más de 2.000 comenzaron a cursar recientemente el segundo cuatrimestre.

Esta iniciativa del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires tiene como objetivo que los estudiantes adquieran conocimientos básicos de programación a través de un curso semipresencial de cuatro meses (de abril a julio en el primer semestre y de agosto a noviembre en el segundo), con los cuales podrán iniciarse en la industria como Desarrollador Front¬-end Jr, con experiencia en las tecnologías JavaScript, HTML y CSS.

Se estima que a lo largo del año sean 4.000 los jóvenes que se hayan capacitado en el programa.

Participan estudiantes de 4º ó 5º año de escuelas medias o de 5º ó 6º año de escuelas técnicas, de gestión estatal de la Ciudad y alumnos de Terminá la Secundaria, Adultos 2000 y CENS (Centros Educativos de Nivel Secundario, de adultos). Y quienes asisten no es necesario que tengan conocimientos previos sobre tecnología o programación.


“Queremos que los chicos sean generadores de tecnología”

El Director General de Tecnología Educativa del Gobierno porteño, Santiago Andrés, explicó que el programa “busca fomentar en los chicos en los últimos años del secundario la vocación y el interés por la tecnología”.

Además, señaló que en la Ciudad “hay un faltante de 10 mil programadores que podrían absorber las empresas” y expresó que “nuestro desafío es poder insertar esos alumnos y no como un simple consumidor sino que empiecen ellos a ser los generadores de tecnología el día de mañana. Que ellos puedan tener las herramientas para programar un teléfono, un sensor o una heladera”.

Andrés indicó que el curso les permitirá a los jóvenes “seguir estudiando una carrera terciaria o universitaria o insertarse como un junior o un aprendiz en el mundo laboral”.

“Lo que tiene de interesante el programa es que los chicos lo único que tienen que tener es interés en descubrir algo nuevo, no tienen que tener ningún conocimiento previo de programación o de lógica. Se empieza desde lo básico hasta que se van con un conocimiento aceptable sobre programación”, finalizó.

Camila Cassano es una de las participantes del curso. Tiene 17 años, vive en Mataderos y va a la Escuela Técnica N° 5 Flores. Todos los jueves concurre a la Escuela Técnica N°26 Confederación Suiza, de Avenida Jujuy 225, Balvanera, donde está muy entusiasmada aprendiendo programación. Cuenta que se inscribió “porque vino un chico a la escuela a comentarnos de qué se trataba y cómo no tenía ni idea qué era la programación me interesó, más que nada por el currículum y para saber un poco más y entrar a un trabajo quizás mejor”.

“La experiencia viene siendo muy buena, estoy aprendiendo bastante, más de lo que pensé que iba a aprender. Por ejemplo, yo usaba Facebook pero no tenía ni idea del tiempo que tomaba hacer una página o crearla, y ahora que puedo saber más o menos la parte básica de cómo hacerlo es genial”, afirmó.

Además destacó que ve al curso “como un primer paso para una posible salida laboral”.

Una de sus compañeras de cursada es Cindy Paola Langellotti, que vive en Villa Lugano y también tiene 17 años. “No tenía conocimientos previos de programación y los estoy adquiriendo durante el curso. La experiencia es muy buena. El lenguaje lo adquirí bastante rápido, me ayudaron porque también me costó, no entendía nada sobre que era esto. Está muy bueno aprenderlo, te sirve un montón”, describió.

Por su parte, Agustín Iglesias (18 años) que vive en Villa Caraza, Lanús, y concurre a la Escuela Técnica N° 11 Manuel Belgrano (San Cristóbal), también se suma los jueves a Aprendé Programando en la sede de Balvanera.

“Me interesó el tema, me gusta la programación pero no tenía idea de cómo era y pienso que puedo aprender durante el desarrollo del curso. Día tras día me empezó a gustar y me empezaron a surgir preguntas y curiosidad por aprender”, subrayó.

Agustín se sorprendió cuando aprendió a diseñar una página: “Nunca había diseñado una y el día que lo pude hacer me re gustó y empecé a dar más y más y pienso seguir viniendo y seguir aprendiendo. Me gustaría trabajar en esto más adelante”.


Detalles del programa

El curso semipresencial (presencial y virtual) consta de las siguientes instancias:

  • Un encuentro presencial semanal, entre el lunes y el jueves, de 4 horas reloj de duración.
  • Una instancia semanal de trabajo virtual de 4 horas (opcional).
  • Una instancia semanal de habilidades blandas, que es presencial (viernes).

Además, el programa incluye la enseñanza de habilidades cognitivas y socioemocionales que son multidisciplinarias y favorecen el desarrollo de habilidades blandas. Por un lado, adquieren conocimientos relacionados con el pensamiento computacional y metodología de trabajo en programación, y también desarrollan habilidades y competencias aplicables a cualquier contexto de formación laboral.

La enseñanza de la programación se está promoviendo alrededor del mundo desde diferentes tipos de iniciativas, a nivel gubernamental, académico, empresarial y, en los casos más exitosos, en iniciativas conjuntas entre los actores que integran los desafíos y valores propios de cada sector.


Sedes

Las clases son dictadas en nueve sedes de la Ciudad:

  • Escuela de Música Juan Pedro Esnaola DE 15. Crisólogo Larralde 5085, Saavedra.
  • Escuela de Comercio N°2 de 1 "Dr. Antonio Bermejo". Riobamba 623, Balvanera.
  • Escuela Primaria Nº 28 DE 5. Los Patos 3042, Parque Patricios.
  • Escuela de Comercio N°1 DE 4: Quinquela Martin 1649, Barracas.
  • Colegio Nº 6 Manuel Belgrano DE 2: Ecuador 1158, Recoleta.
  • Escuela Técnica Nº 13 Ing. Jose Luis Delpini de 21: Cnel. Martiniano Chilavert 5460, Villa Lugano.
  • Escuela Técnica N°26 Confederación Suiza: Av. Jujuy 225, Balvanera.
  • CENS N°41 (Barrio 31)
  • CENS N°10: Balboa 210, Chacarita (prioridad adultos).

Al finalizar la cursada cada alumno recibirá una asignación estímulo de $2.400 por completar el 75% de asistencia y presentar el proyecto final y una certificación reconocida por empresas del sector tecnológico.


Sobre medios en la Ciudad