Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Adiós a la Madre de los confines

El día 6 de febrero falleció la reconocida escritora argentina, Liliana Bodoc. El mundo de las letras está de duelo.

Miércoles 7 de febrero de 2018

Desde el Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires despedimos a la notable escritora Liliana Bodoc. Sus palabras mágicas y sus reflexiones sobre el lenguaje nos harán una enorme falta.

Liliana marcó un antes y un después en la literatura fantástica argentina con su Saga de los confines: su poética, su sinceridad profunda y su forma de escribir se imprimieron en todos sus lectores.

 Adiós a la Madre de los confines

Liliana Bodoc, nació en Santa Fe en el año 1958 pero a los cinco años se trasladó con su familia a Mendoza, donde vivió gran parte de su vida. Estudió Licenciatura en Literaturas modernas en la Universidad Nacional de Cuyo y obtuvo la distinción Doctor honoris causa en la misma Universidad. Además de literatura fantástica incursionó en la poesía y en la literatura infantil y juvenil.

A los 40 años publicó el primer libro de la Saga de confines, Los días del Venado con el que nos regalaría la entrada al mundo fantástico de Las Tierras Fértiles. Luego vendrían los otros libros: catorce obras, entre las que se destacan Amigos por el viento, Cuando San Pedro viajó en tren, Presagios de carnaval y el Espejo Africano. Todas leídas en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires. Sus libros han sido traducidos al inglés, francés, alemán, holandés, japonés, polaco e italiano. Su último libro Elisa, la rosa inesperada, cuenta la historia de una chica víctima de la trata de personas.

La fundación Konex le otorgó en el año 2004 el Diploma al Mérito y en el 2014 el Konex de Platino. Ganó el premio «Barco a Vapor » en el año 2008 y el premio de la Feria del Libro en 2000. Integró la lista White Ravens en 2002 y 2013 y fue candidata al Andersen en 2010.

Desde hace algunos años vivía en San Luis en el sector El trapiche. Murió en la madrugada del 6 de febrero de 2018 en Mendoza, rumbo a su hogar.

Siempre la recordaremos como la mujer luminosa que fue y estamos agradecidos de haber podido recibir el enorme regalo de sus historias fantásticas, que perdurarán entre todos nosotros.

No digo adiós, aquí me quedo para contarlo todo - Liliana Bodoc.

Sobre medios en la Ciudad