Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

¿Cuánto tiempo es para siempre?

Muestra de obras realizadas con la técnica del collage por el Colectivo PIC: Andrea Burcaizea, Gustavo Andrés Nasso (GAN), Mariano Alonso y Nadina Maggi. Es la primera de una serie de exhibiciones que dialogan con la colección permanente del museo.

Jueves 2 de agosto de 2018

¿Cuánto tiempo es para siempre?

Obras realizadas con la técnica del collage por el Colectivo PIC: Andrea Burcaizea, Gustavo Andrés Nasso (GAN), Mariano Alonso y Nadina Maggi

Curador: Patricio López Méndez

Inauguración: Sábado 21 de julio, 12 horas
Del 21 de julio al 31 de octubre


Obra conjunta de los cuatro artistas

Horarios de apertura:
martes a viernes de 12 a 18 horas
sábados y domingos de 11 a 17 horas
Entrada general: $30. Los menores de 12 años, los estudiantes universitarios, los grupos de estudiantes de colegios públicos, los jubilados, y los discapacitados con sus acompañantes no pagan entrada. Los miércoles el ingreso es libre y gratuito

¿Cuánto tiempo es para siempre?

En el despuntar del siglo XX, Picasso y Braque ensayaron las primeras experiencias con papiers collés (papeles pegados), proponiendo con ellas un novedoso recurso plástico. Cubistas, Surrealistas y Dadaístas llevaron este recurso a su máxima expresión y, desde entonces, numerosos artistas han recurrido al lenguaje del Collage. El Colectivo PIC: Mariano Alonso, Andrea Burcaizea, Nadina Maggi y Gustavo Nasso fueron los artistas convocados por el museo para sumarse a la consigna de diálogo entre su arte, las colecciones y el espacio que las alberga, la Casa Fernández Blanco.
En las obras de Maggi, la casa abigarrada, caótica y protagonista está habitada por un elenco de personajes que navegan entre muñecas de papel y cortesanas. Es un gran cuarto de juegos invadido por seres inverosímiles, como si un espíritu travieso los hubiera reunido y animado para merendar en tazas vacías y sostener charlas improvisadas, como murmullos apenas perceptibles. Burcaizea se soporta en viejos empapelados, densos, floridos y búlgaros para plantar sus objetos que una vez fueron bellos, una vez fueron útiles. Con ellos monta un curioso álbum de fotos y grabados que rompen la bidimensión y se rearman como cadáveres exquisitos con asas, teteras, tazas y servilletas de encaje irlandés. El tiempo de Alonso hiere con su paso inexorable, se desgarra, mancha, vuela, se detiene en retazos de vida, como en recuerdos de viajes, momentos plácidos, atesorados por unos y olvidados por otros. Nada parece transcurrir, sin embargo, puede haber un crimen dormido, esperando la hora del té, cuando Agatha Christie anuncie un asesinato. Para Nasso, los libros y los relojes se desmembran en capas superpuestas de pieles muy diversas. Las horas son atravesadas por agudas manecillas que perdieron sus máquinas propulsoras. Todos imaginaron quedar congelados en un instante con el que dio comienzo la eternidad. ¿Se habrán preguntado al verse nuevamente jóvenes y felices, cuánto tiempo es para siempre?

Andrea Burcaizea
Hace algunos años, y con la necesidad de encontrar otra manera de expresarme más allá del discurso, me acerqué a la técnica del collage. Mis obras están hechas completamente a mano. Al momento de elegir el material con el que voy a trabajar prefiero siempre imágenes originales que busco en revistas, libros y enciclopedias antiguas; cartas manuscritas, fotos y cualquier otro papel que me cuente una historia. A veces incorporo algún pequeño objeto o elementos de botánica. Puedo empezar a trabajar con una frase (dicha, sentida o escuchada) o por una imagen que me convoca. Juego una y otra vez en cada instante que busco imágenes y me quedo con aquellas que más me impresionan. Las recorto, las separo de su escenario prístino y les invento otro. Así mezclo todos los tiempos que pasan a convivir en simultáneo; los reinos se entraman, todas las vidas son muchas vidas y el vacío se carga de significados. Nací en Buenos Aires en el año 1968 y acá sigo viviendo. Soy psicoanalista y me dedico a hacer collage desde hace cinco años. Me inicié en el taller de la artista visual Carolina Chocron y luego me formé con Silvia Brewda. Participé en las siguientes muestras colectivas: Muestra Artes Visuales en el Museo Roca (2013), Muestra colectiva de collage en Espacio Cabrera de la Universidad de Palermo, (2014 y 2015), Cortado en El Bardo (2016), El gran fiambre fabuloso (Espacio Tigomigo y en Casa Soler i Palet, Barcelona 2017), Collage es Mafia-Argentina en Espacio Paraguay (2017), La Noche en La Casona de los Olivera – Episodio 6 (2017), Miradas en femenino - Mulafest 2018 (2018 - Ifema – Madrid). Colaboré con el movimiento solidario Postales desde el Limbo V y VII edición (2014 y 2016 respectivamente). Participé de los proyectos colectivos Los días contados (2014, 2015) yPick a fruit (2015). Realicé una muestra individual en el espacio cultural Galpón del Arte de la ciudad de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe (2016). En noviembre del 2017 el programa La aventura del saber de Radio Televisión Española realizó y presentó un micro video con mis obras.


Obra de Andrea Burcaizea

GAN (Gustavo Andrés Nasso)
“— ¡Ay! Si conocieras al Tiempo tan bien como lo conozco yo —exclamó el Sombrerero—, no hablaríamos de derrocharlo y mucho menos de matarlo. El tiempo es una persona”. Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas. El paso del tiempo se ve reflejado en lo que nos rodea, en lo que hacemos y cómo lo hacemos, en nuestra forma de vestirnos, en nuestro cuerpo, en nuestra piel. Talvez tengamos secretos de la niñez, recuerdos de la juventud, en algunos casos deseos de volver el tiempo atrás o de haberlo vivido de otra manera. El tiempo es valioso, no lo malgastemos, invirtámoslo bien. Aquí, una imagen, un momento vivido, un retrato de familia, un pasado inmortalizado se vuelven presente, reviven significados, transformados, tienen otra oportunidad. En el poco tiempo libre que tengo, disfrutorecortando y pegando papeles, textos,imágenes, fotografías antiguas y eventualmente objetos. Nací en 1972, soy diseñador gráfico egresado de la Universidad de Buenos Aires (FADU-UBA) y estudié fotografía en ISAF. En 2015 descubrí la pasión por el collage en el taller que dicta la artista visual Carolina Chocron. Realicé el diseño y comunicación de varias exposiciones de collage: Cortado en el Bardo 1 y 2, Collage es Mafia—Argentina, Brote, La Noche y Random. Colaboré con el movimiento solidario Postales desde el Limbo VII (Zaragoza, 2016). Fui seleccionado para participar de la II Bienal de Libro de Artista (Museo Casa Carnacini, 2016). Participé del workshop de collage + letterpress (Primitiveink, 2017) y el taller de collage + clínica de obra de Eduardo Stupia (Barraca Vorticista, 2017) ambos dictados por Carolina Chocron. Participé en las siguientes muestras colectivas de collage: Cortado en El Bardo 1 y 2 (El Bardo, bar cultural, 2016), El gran fiambre fabuloso (Espacio Tigomigo y Casa Soler i Palet, Barcelona, 2017), Collage es Mafia-Argentina (Espacio Paraguay , 2017),Brote (junto a Adriana Aiman en Natma Estudio, 2017), Collage.ar 6 ( Espacio Cabrera de la Universidad de Palermo, 2017), La Noche - Episodio 6 (La Casona de los Olivera, 2017), Random (Galería Masottatorres).


Obra de Gustavo Nasso

Mariano Alonso
Me inspira más que nada la resignificación que sucede ante el objeto encontrado, lo que las imágenes me sugieren, los distintos elementos y los materiales que crean juntos una nueva y diferente funcionalidad. Lo que atraviesa una imagen, lo que construye, destruye e interrumpe, las presencias que se mezclan y las ausencias; creo que todos estos comportamientos visuales potencian la imaginación del observador. Lo desechable. Lo que “ya no se usa”, pero se puede usar porque encuentra otra utilidad; la construcción de un mundo paralelo con otra lógica que no sé explicar, pero que, de alguna manera, creo comprender. Vivo en Buenos Aires. Soy Músico y artista del collage y assemblage. Trabajo en su mayoría con papel: revistas, diarios, libros, postales, fotos, objetos encontrados, material de descarte, chatarras, cables, chapa, alambres y en ocasiones con acrílicos y tinta china. Estudié pintura, experimentación del lenguaje visual y trabajé mi obra en el taller del Espacio Camargo con la artista plástica María Colombo y actualmente con el artista Ariel Arguello. Soy miembro de los colectivos internacionales: GliInformali y de Collage es Mafia. Fui seleccionado para participar del Festival Kaos (Eslovenia, 2018) y del Festival Internacional de Collagistas (Dublin, 2018). He realizado varias exposiciones tanto colectivas como individuales:Vuela el pez, 2014, Lo que atraviesa (Timbre 4, 2015), Collage.ar III, (Universidad de Palermo, 2016),Elástico (La casa del árbol, 2016),Collage es Mafia Argentina, (Espacio Paraguay, 2017), El gran fiambre fabuloso (Espacio Tigomigo y en Casa Soler i Palet, Barcelona 2017), Festival Internacional de Collagistas (Milán, 2017) y Canal á, entre otras. Mis obras se han publicado en revistas y webs de España, Colombia, República Checa, Argentina, Italia y Brasil.


Obra de Mariano Alonso

Nadina Maggi
“¡Vaya! —se dijo Alicia—. He visto muchísimas veces un gato sin sonrisa, ¡pero una sonrisa sin gato! ¡Es la cosa más rara que he visto en toda mi vida!” Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas. He visto muchísimas veces sombrereros que parecen locos, palomas de metal descansando en las escaleras, conejos con chaleco desesperados por el tiempo y hasta conejos que sirven manjares a gatitos ansiosos. De más está decir que he visto también liebres locas de marzo, perros falderos de muñecas de papel, orugas azules que fuman narguile, Reinas de corazones furiosas y amenazantes, cabras inquietantes que irrumpen en bibliotecas, ¡pero una ardilla que sonríe mientras sirve el té para las muñecas, es la cosa más rara que he visto en toda mi vida! Nací en 1972. Estudié en la Escuela de Bellas Artes “Rogelio Yrurtia”, en la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón” y en el Instituto Superior “Dante Alighieri”. Desde 2015 integro el proyecto Los días contados, donde los artistas realizamos un collage diario basándose en una misma imagen como punto de partida. (www.losdiascontados.com). Participé en la exhibición colectiva Antología poética curada por Eduardo Stupía (Casa Matienzo, 2015), en Unión. Collage.ar 4, (Club Cultural Matienzo, 2016), en la Exhibición Internacional de Arte Correo (Vórtice Argentina, 2016), en El gran fiambre fabuloso (Espacio Tigomigo y en Casa Soler i Palet, Barcelona 2017),Collage es Mafia Argentina (Espacio Paraguay, 2017) y Las mil y una muestras (Espacio Universo, 2017). Mi obra fue publicada en Rapsodia Magazine (Italia) en diciembre de 2017 y febrero de 2018. En abril de 2018 fui premiada con la 2°. Mención del Jurado en la Categoría Collage del Premio.


Obra de Nadina Maggi

Sobre medios en la Ciudad