Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Horacio Altuna: Sin globos en la boca

Charla del Museo del Humor en el Auditorio OSDE de Mar del Plata, con el historietista radicado en España. Viernes 20 de octubre a las 18.30 h.

El MuHu - Museo del Humor, dependiente de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico, organiza en la ciudad de Mar del Plata la charla "Sin globos en la boca", con el historietista radicado en España, Horacio Altuna. Modera Julio Neveleff. Será el viernes 20 de octubre a las 18.30 h en el Auditorio OSDE, Av. Colón 2909 (2° piso), filial Mar del Plata (Provincia de Buenos Aires). Entrada libre y gratuita.

Horacio Altuna
En un país de hermosas mujeres, casi no existen dudas de que las más bellas son las dibujadas por Altuna, que nació en Córdoba el 24 de noviembre 1941. Su trayectoria se inicia en 1965, con trabajos para revistas argentinas y la editorial inglesa Fleetway. En 1975 arma dúo con el guionista Carlos Trillo y juntos crean El loco Chavez, famosa tira diaria de Clarín. A ésta les siguen numerosas series para medios de la Argentina. Pero en 1982 se radica en España y comienza a publicar con Toutain Editor.En 1988 realiza el diseño de producción de la película Gringo Viejo, dirigida por Luis Puenzo.
Un año después aparece su primer trabajo en Play Boy, donde publica historietas eróticas durante los doce años siguientes.Su producción comprende, entre otros trabajos, Las puertitas del Sr. López, Charlie Moon, Merdichesky, El último recreo y Tragaperras, todas con Trillo. Su primera historieta como solista es Ficcionario, en 1983, que junto a Chances e Imaginario conforma una trilogía unida por su temática social y una mirada cáustica sobre la sociedad contemporánea, disfrazada de tema futurista.
Otras tiras son El Nene Montanaro, en Clarín, y Familia Tipus, publicada en El Periódico (España). Horacio ha recibido muchas distinciones, entre los que se destaca el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona 2004, por primera vez entregado a un dibujante no español.