Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La Muestra

Un recorrido por La Casa Museo Carlos Gardel

Luego de la puesta en valor del edificio reabre el Museo Casa Carlos Gardel con una una nueva propuesta curatorial desplegada en cuatro salas permanentes y una dedicada a exposiciones temporarias.El diseño museográfico otorga el contexto adecuado a la historia de la vida de Carlos Gardel desde su llegada al país hasta su trágica muerte, atravesando todas las instancias de su carrera artística.

Sala principal

La primera sala presenta a Charles Romuald Gardès, su ciudad natal, Toulouse, la llegada a Buenos Aires junto a su madre Marie-Berthe Gardès. Su infancia es rememorada a través de la voz de Graciela Oddone quien interpreta una melodía infantil de fines del siglo XIX.

Sala discografía

El ámbito dedicado a su discografía, propone un recorrido cronológico por 893 grabaciones, que permite apreciar la evolución y la ductilidad interpretativa de Gardel al interpretar diversos géneros. El crecimiento interpretativo, sumado a la búsqueda de las innovaciones técnicas, lo impulsaron a mejorar la calidad sonora de sus grabaciones. La sala destinada a su Última Gira alude al momento de consagración y de éxito internacional cuando Gardel emprendió una gira por América Latina que se vio trágicamente interrumpida por el accidente de avión donde perdió la vida. Allí se proyecta material audiovisual inédito procedente de la Fundación del Patrimonio Fílmico Colombiano y material del Archivo General de la Nación, junto al emblemático poncho del Círculo Tradicional de Leales y Pampeanos.

Sala funeral

La sala dedicada a la Filmografía cuenta con un espacio de proyección que interactúa con la exposición permanente. Aquí pueden encontrarse los primeros cortometrajes sonoros de Gardel y las producciones que realizó para el sello Paramount.

Patio

Finalmente en la sala temporaria, el Abasto de Carlos Gardel, ilustra el barrio, los cambios vertiginosos y las problemáticas sociales de la gran urbe. La poética del tango refleja esta transformación de la vida moderna y cosmopolita. Recorrer la vida y la trayectoria artística de Carlos Gardel acerca al visitante a la riqueza musical de un artista único que alcanzó proyección internacional.

ORIGENES

El 11 de diciembre de 1890, en el Hospicio Saint-Joseph de la Grave de Toulouse, nació Charles Romuald Gardès, hijo natural de Marie-Berthe Gardès. Ella embarcó con su hijo rumbo a la Argentina, para alejarse de los prejuicios que pesaban sobre su condición de madre soltera y forjar un futuro más alentador para ambos.

EN BUENOS AIRES

El 11 de marzo de 1893 llegaron a Buenos Aires Marie-Berthe y su hijo. Los esperaba Anaïs Beaux, una amiga tolosana, con trabajo en su taller de planchado. Un conventillo de Uruguay 162 fue su primer hogar, cerca de los teatros porteños. Bandas musicales, organitos, rondallas y coros, zarzuela, ópera, payadores, la música criolla y el teatro nacional van formando el medio artístico y musical de la nueva ciudad, al que el francesito irá teniendo cada vez mayor acceso.

INICIOS MUSICALES

En 1912 grabó en la Casa Tagini su primer disco, con temas criollos. Un año más tarde, luego de haber recorrido el interior con otros cantores criollos, debutó junto a José Razzano, de manera fortuita, en el lujoso cabaret Armenonville. Fue un suceso y marcó el futuro de su carrera. Viajando al Brasil conoció al admirado Caruso, y de regreso en Buenos Aires cantó para la representación de Juan Moreira en el teatro San Martín. En 1917, siguiendo la temática del criollismo, personificó a un robusto gaucho del cine mudo en la película Flor de durazno, con libro de Hugo Wast y dirección de Defilippis Novoa. Mientras tanto, el dúo Gardel-Razzano había pasado a ocupar el primer lugar en los teatros y en las varietés y la Casa Glücksmann hacía su primer registro discográfico, con José Ricardo en guitarra. Entre los estilos, cifras y gatos aparecía una composición diferente, Mi noche triste. Con la interpretación de Gardel de la obra de Castriota y Contursi nacían el tango canción y el futuro repertorio del Zorzal Criollo.

GIRAS INTERNACIONALES

El 10 de diciembre de 1923 el dúo Gardel-Razzano debutó en Madrid, en el teatro Apolo, con la compañía teatral Rivera - De Rosas, recibiendo comentarios favorables de la prensa española. A comienzos de 1924 Gardel, acompañado por Razzano, viaja a Toulouse, donde se encontraba su madre, visitando a su familia. Ese mismo año debuta en Radio Splendid de Buenos Aires. A lo largo de su carrera serán muchas las emisoras radiales del mundo que transmitirán su voz. En 1925 tendrá lugar otro debut, el de “Lunático”, el caballo de Gardel, que hará famoso su amigo, el jockey Irineo Leguisamo. Gardel volverá varias veces a Europa, pero ya como solista, pues Razzano se dedicará, a partir de ese momento, solo a ser su representante. En 1926 podrá cumplir su deseo de comprar una casa para su madre, Berta. Será en el barrio del Abasto, en Jean Jaurès 735. En 1928 será su debut en Francia, en el teatro Fémina de París. Seguirán el Florida, la Opéra Garnier, el Casino de Cannes, el Empire y el Armenonville de París. Tendrá más actuaciones en Madrid, Barcelona, Buenos Aires, París, Niza, donde nacerá su amistad con Charles Chaplin, en el Palais de la Méditerranée. El Morocho del Abasto ha logrado ya el reconocimiento internacional.

CORTOMETRAJES Y FILMOGRAFIA

En 1930, bajo la dirección de Eduardo Morena, filmó en Buenos Aires quince cortometrajes, cantando con el acompañamiento en guitarra de Barbieri, Riverol y Aguilar. Por primera vez se usaba el sistema Movietone, de grabación simultánea de imagen y sonido. Se conservaron solo diez. En algunos participaron Francisco Canaro y su orquesta, Arturo de Nava, Celedonio Flores, Enrique Santos Discépolo e Irineo Leguisamo. El 1° de mayo de 1931 firma su primer contrato con la Paramount para filmar en los estudios de Joinville, Francia, la película Luces de Buenos Aires, con dirección de Adelqui Millar. La Compañía de Revistas Porteñas del Teatro Sarmiento, que se hallaba en Europa, se suma a la producción, destacándose el trabajo de Sofía Bozán, Gloria Guzmán y Pedrito Quartucci. Los actores Vicente Padula y Carlos Baeza completaban el elenco. La música de la película fue compuesta por el autor de La cumparsita, Gerardo Matos Rodríguez, y ejecutada por la orquesta de Julio de Caro. Gardel interpretaba el tango Tomo y obligo, con música suya y letra de Manuel Romero, y el éxito en el mercado de habla hispana fue tal que el público obligaba a rebobinar la película y repetir la escena de Gardel cantando esta composición. Aparece entonces la figura que acompañará al Zorzal en los próximos éxitos de su carrera en el cine y como compositor, Alfredo Le Pera. En 1932 filmará Espérame, con dirección de Louis Gasnier, y La casa es seria, dirigida por Jaquelux, destruida años más tarde durante la invasión alemana de París. La última filmada en Francia fue Melodía de arrabal, con la actriz Imperio Argentina y Vicente Padula, dirigida por Gasnier. Gardel interpreta en ella el tango Silencio, compuesto con Le Pera y Pettorossi.

CARLOS GARDEL EN NUEVA YORK

En 1933 se despidió de la Argentina por Radio Nacional. El 7 de noviembre redactó su testamento, declarando su nacionalidad francesa y su nombre real, Charles Romuald Gardès. Ese día salió rumbo a Europa. Después de visitar a su madre y a su familia en Francia viajó a Norteamérica. El 30 de diciembre debutaba en la N.B.C. de Nueva York, acompañado por la orquesta dirigida por Hugo Mariani. La respuesta del público fue extraordinaria. Los directivos de la Paramount firmaron entonces los contratos para las próximas películas de la estrella. En los estudios de Long Island filmó Cuesta abajo, junto a Mona Maris. Además de cantar el tango que le dio nombre al film, Gardel ofrece una versión memorable de Mi Buenos Aires querido. Le siguió El tango en Broadway, dirigida, como la anterior, por Gasnier. Para esta película compuso el foxtrot Rubias de New York y el tango Soledad. Luego de un trabajo discográfico para la RCA Victor, filmó en 1935 El día que me quieras, en la que resulta conmovedora su interpretación del tango Sus ojos se cerraron. Lo acompañan Rosita Moreno y Tito Lusiardo. Los dirigió John Reinhardt, quien también lo hizo en Tango Bar, último film de Gardel, en el que inmortalizó temas como Por una cabeza y Lejana tierra mía.

ULTIMA GIRA

En marzo de 1935 Gardel emprendió una gira por Puerto Rico, Venezuela, Antillas Holandesas y Colombia. En cada ciudad recibió las más entusiastas demostraciones de afecto, y a la programación original debieron agregarse muchas funciones para tratar de complacer al público. El 23 de junio se despidió así del pueblo colombiano: “...no sé si volveré, porque el hombre propone y Dios dispone…Pero es tal el encanto de esta tierra que me recibió y me despide comosi fuera hijo propio, que no puedo decirles adiós, sino hasta siempre…”. Cantó entonces Tomo y obligo, el último tango de su vida. El 24 de junio, en el aeropuerto de Medellín, su avión carreteó y chocó contra otra aeronave que se hallaba en la pista. Perdieron la vida Gardel y dieciséis personas más.

Gardel estaba en la plenitud de su arte, como cantor y como compositor. Por su desarrollo artístico excepcional y su querible personalidad, su figura se acrecienta cada vez más, hecho artístico notable a nivel mundial, convirtiéndose así en el símbolo indiscutido de la música argentina.