Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Regularización dominial

La regularización dominial es una etapa necesaria para alcanzar el máximo grado de seguridad y legitimidad sobre la vivienda: la obtención de la escritura.

Desde el Instituto de Vivienda de la Ciudad impulsamos el proceso en el que cada vecino pueda escriturar su vivienda y constituirse formalmente como su propietario.

Para llevar adelante la regularización dominial se releva el estado ocupacional de cada una de las unidades funcionales. Luego, se realiza el registro, identificación, aprobación y final adjudicación de cada unidad funcional.

La escrituración formal de la unidad funcional incorpora la vivienda de los nuevos propietarios al sistema económico, revaloriza la vivienda y permite regularizar el pago de impuestos.

En el 2016, el IVC entregó alrededor de 1500 escrituras a vecinos de la Ciudad.

La regularización dominial es fundamental para que los propietarios puedan alquilar, vender, heredar, hipotecar sus viviendas de manera autónoma y garantizar el ejercicio de sus derechos.

La regularización dominial es acompañada con un trabajo participativo con los vecinos para la conformación de consorcios.

El IVC asiste a los administradores de los consorcios para lograr la regularización consorcial de los edificios y ayudar a los vecinos a fortalecer sus lazos comunitarios y la autogestión de sus viviendas y espacios comunes.