Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

El fuego Olímpico llega a la Ciudad

Del 6 al 18 de octubre viviremos Buenos Aires 2018, una de las citas deportivas más importantes del mundo.

Durante doce días, la Ciudad se llevará todas las miradas del mundo deportivo. Es que este año los Juegos Olímpicos de la Juventud llegan a Buenos Aires por primera vez en la historia, en un evento del que participarán 3998 atletas de 206 países y que promete dejar una huella tanto deportiva como cultural.

Los Juegos estarán al alcance de todos desde su comienzo. La ceremonia inaugural será en el Obelisco, uno de los íconos de la Ciudad, para dar inicio a un evento que se desarrollará en los cuatro puntos cardinales de Buenos Aires: el Parque Urbano en Puerto Madero, el Parque Olímpico de la Juventud en la zona sur, el Parque Tecnópolis en el oeste de la Ciudad y el Parque Verde en Palermo.

Estos espacios serán el corazón de los Juegos, no por solo las pistas y canchas donde se disputarán los 32 deportes oficiales, sino también porque allí los vecinos que podrán participar de actividades deportivas, culturales y educativas.

Una novedad que nos genera orgullo como sede de esta competencia Olímpica es que por primera vez en la historia las pistas, canchas, y campos de juego estarán ocupados por la misma cantidad de mujeres que de hombres, lo que significa un avance en la igualdad de género.

Lo que dejarán los Juegos en la Ciudad

Buenos Aires 2018 ya empezó a dejar su legado en la Ciudad a través de las actividades que se están desarrollando desde el año pasado en escuelas, de las clínicas deportivas y de las charlas con ex atletas Olímpicos para acercar los valores de los Juegos a cada uno de los vecinos.

Ese legado también se construye con cemento y asfalto, porque las obras realizadas no serán solo una fuente de empleo sino también un avance en el desarrollo urbano y la infraestructura de la Ciudad. El foco está puesto en que los Juegos sean un catalizador para este crecimiento de la zona sur.

"Los Juegos dejarán un legado cultural y educativo pero también de cemento y asfalto para mejorar la vida de los vecinos "

Un ejemplo de esta transformación es la Villa Olímpica de la Juventud que se está construyendo en Villa Soldati y que hospedará a los deportistas durante los Juegos. Es que luego de finalizadas las competencias, estas viviendas estarán disponibles para que los vecinos puedan adquirirlas a través del Instituto de la Vivienda (IVC) con créditos blandos.

De esta manera, Buenos Aires será el hogar transitorio de 4 mil atletas de más de 200 países y los Juegos Olímpicos de la Juventud dejarán huella porque son por y para los jóvenes, pero también para cada uno de los vecinos de la Ciudad.