Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Un hogar para los atletas y los vecinos

La Villa Olímpica de la Juventud será el lugar donde vivirán los deportistas durante los Juegos, y luego se transformará en una solución habitacional para los ciudadanos de la zona sur de la Ciudad.

Queremos que los deportistas que lleguen a Buenos Aires 2018 se sientan como en casa. Y qué mejor manera de lograrlo que recibiéndolos en un lugar con todos las comodidades, donde puedan interactuar con los otros deportistas y, además de soñar con su medalla, honrar así el valor Olímpico de la Amistad. Ese es el espíritu de la Villa Olímpica de la Juventud que se está construyendo en el sur de la Ciudad y que luego de los Juegos se transformará en el hogar de muchos vecinos de la zona.

En este complejo, que cuenta con 1.050 viviendas de 1, 2 y 3 ambientes, se hospedarán durante la cita Olímpica los 3998 deportistas de los 206 países participantes junto a sus entrenadores. El Barrio Olímpico de la Juventud contará también con una área comercial en la planta baja, servicios públicos y nuevas calles para mejorar la movilidad.

Los departamentos, que se dividen en los 6 o 7 pisos que contiene cada edificio, tendrán todas las comodidades combinadas con un estilo moderno, y a los cuartos y baños espaciosos se le sumarán las cocinas una vez que finalicen los Juegos, cuando las viviendas estén a disposición de los vecinos.

Estas unidades habitacionales están siendo comercializadas a través del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) a través de créditos blandos" (a largo plazo y con baja tasa de interés) y se le dará prioridad a las personas que viven en la zona sur.

Con esta obra, los Juegos Olímpicos de la Juventud trascenderán lo deportivo: se logrará mayor integración incentivando la mixtura social en los barrios y permitiendo que todos tengan las herramientas necesarias para su desarrollo personal. La Villa Olímpica de la Juventud será un catalizador para el crecimiento de la Comuna 8.

En este sentido, a este complejo se suma, por ejemplo, la construcción de los parques, que funcionarán como espacios deportivos aún cuando finalicen las competencias.