Plan para bajar las expensas

La Ciudad lanzó un plan de 14 medidas con el objetivo de reducir los costos operativos que tienen los consorcios de propiedad horizontal en la Capital. Se incluyen la derogación de disposiciones y regulaciones que son obsoletas y fomentan un sin fin de gastos y trámites burocráticos que engrosan las expensas de los vecinos.

El objetivo de las nuevas medidas es posibilitar un ahorro aproximado de 100 mil pesos, un 10 por ciento de lo que abona anualmente un edificio promedio de 10 pisos con 20 unidades funcionales en el barrio de Caballito por concepto de expensas. Ese porcentaje de ahorro se incrementa en hasta un 20% si no se contabiliza el salario del encargado. Para el vecino de este edificio implicará un ahorro en las expensas de 4900 pesos por año, valor calculado para el pago de una expensa mensual.

Las primeras dos medidas que entraron en vigencia en marzo, fueron la derogación del libro de datos periódicos y el certificado de edificio seguro, ambos por ser controles redundantes que son verificados por organismos específicos. Estas medidas ya posibilitan un ahorro de 13 mil pesos.

Otra medida, que ingresó para su tratamiento en la legislatura porteña, es la eliminación de la obligación de construir edificios con vivienda para encargados. Hoy, el código de edificación prevé esta obligación para edificios con más de 15 unidades. Este cambio posibilitará que todas las unidades funcionales de los edificios aporten así al conjunto de gastos, además del ahorro de los servicios de la vivienda de encargado.

El plan incluye cambios en la normativa que regula las instalaciones fijas secas contra incendio y matafuegos, el perfeccionamiento del control de tanques de agua, de plagas, fachadas, ascensores y calderas.

Otra medida de importancia apunta a que los vecinos tengan el control de la cuenta del consorcio y de todos sus movimientos. En este sentido el Banco Ciudad ofrecerá una cuenta corriente gratuita (10) para todos los consorcios de propiedad horizontal. Mediante esta iniciativa los vecinos además, podrán ahorrar unos 7.200 pesos al año.

En materia de Administración de edificios también sobreviven costos por la rúbrica de los libros oficiales que deben llevar un consorcios, como el de propietarios y el de registro de firmas. Con las reformas, sólo se mantendrán los libros obligatorios de acuerdo al código civil, y los restantes serán optativos, pudiendo ser rubricados en forma digital.

Los vecinos también absorben el costo del Curso Anual Obligatorio de seguridad e higiene del encargado. En este sentido, la propuesta del ejecutivo es ofrecer estos cursos de manera gratuita y establecer una obligatoriedad de actualización cada 3 años.