Porqué debemos separar

Consultá tus dudas sobre la Separación en origen.

La separación de residuos en origen es la práctica a partir de la cual se discriminan los materiales que pueden ser reutilizados o reciclados y los que son basura.

Es la primera etapa en toda Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos, sin la cual no es posible establecer un sistema de gestión integral de reciclaje eficiente.

La separación es llevada a cabo en el lugar mismo donde se generaran los residuos (origen): domicilios particulares, oficinas, escuelas, hoteles, centros comerciales, edificios públicos, restaurantes, entre otros. Debe realizarse de manera tal que los materiales reutilizables o reciclables puedan ser clasificados y procesados para ser reinsertados en el circuito productivo como materia prima para la industria y el comercio. Es por esto que deben estar limpios y secos.

Separar en origen, clasificar, reutilizar y reciclar

Separar los residuos en origen es discriminar los materiales entre recuperables o reciclables y los no reciclables en el hogar, lugar de trabajo, estudio o esparcimiento u otros lugares en donde se desarrollen actividades diariamente.

Clasificar los materiales reciclables consiste en ordenar el material previamente recolectado (papel, cartón, plástico, metal, etc.) de acuerdo a su composición estructural o aplicación (por ejemplo, el plástico puede ser del tipo del 1 al 7; el vidrio se clasifica según el color; etc.).
Esta tarea es llevada a cabo por los recuperadores urbanos.

Reutilizar es dar un nuevo uso a un material u objeto. Este nuevo uso puede ser el mismo para el cual fue fabricado o puede ser diferente. Por ejemplo, en los hogares u oficinas se puede reutilizar papel escribiendo o imprimiendo la cara en blanco de impresiones fallidas o en desuso; las latas de conservas pueden ser convertidas en lapiceros y los envases de tetra-brick, en maceteros, solo por dar algunos ejemplos.

La donación de objetos y materiales en desuso es otra de las formas en que éstos extienden su ciclo de vida.

Reciclar los materiales, consiste en someterlos a un proceso físico o químico para obtener una materia prima o un nuevo producto. Por ejemplo, las fibras de las botellas plásticas son usadas para confeccionar ropa sintética, macetas, baldes, juguetes, entre otros; los envases de tetra-brick pueden convertirse en un material que sirve para construir muebles y paneles; el vidrio puede reciclarse en un 100%, al ser fundido y moldeado para fabricar nuevos productos.