Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Flora

Veinte minutos arriba de un colectivo pueden ser suficientes para cambiar el paisaje. Llegando a la costanera, bordeando el Río de la Plata, las torres de departamentos y los edificios de bancos van quedando atrás. Al entrar en la Reserva Ecológica Costanera Sur, estos gigantes de cemento y hormigón se transforman en una postal lejana.

El paisaje es muy distinto ahora. Las cortaderas se extienden a lo largo de gran parte de las 350 hectáreas de la Reserva, con sus plumerillos en alto; los sauces criollos y los alisos de río conforman sistemas de bosques; los ceibos crecen a la orilla del río, en compañía de totoras y juncos. Ya no hay calles, sino senderos que se extienden en distintas direcciones, abriéndose camino entre los distintos ambientes naturales de la Reserva.

Así, junto con 575 especies de plantas y 42 especies de hongos, se constituye la belleza agreste de la Reserva, continuando el paisaje característico de la rivera del Río de la Plata y albergando una gran variedad de vida animal.