Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Fauna

La gran diversidad de la avifauna de la Reserva atrae a numerosos entusiastas de la ornitología, quienes aprovechan las salidas de avistaje de aves (organizadas los segundos viernes de cada mes) para conocer los distintos ejemplares.

Más allá de los senderos, escondidas entre la vegetación, unas 307 especies de aves construyen sus nidos. Están aquellas más pequeñas y discretas, como el benteveo, el chingolo y el barillero; otras, más grandes e imponentes, como el carancho, el chimango, el chajá y el gavilán. Entre las más graciosas y elegantes, aparecen los carpinteros, los cutiris y los cisnes.

Los roedores como el coipo, el cuis y el ratón se refugian entre las marañas de raíces. De vez en cuando, se los escucha escabullirse entre las cortaderas e, incluso, se los puede ver atravesar a toda velocidad el sendero, escondiéndose de nosotros o de alguno de los gatos que también viven en la Reserva. Junto a los felinos y roedores, también están las especies que resultan más exóticas para los habitantes de la gran ciudad: la zarigüeya, el murciélago y hasta el lobo marino peletero, forman parte de las 18 especies de mamíferos que habitan en este espacio.

También hay reptiles; 28 son las especies que se calcula habitan en la Reserva. Tortugas de laguna, tortugas de cuello largo y tortugas pintadas se desplazan lentamente entre los juncos, aunque también hay lagartos y víboras.

Por supuesto, peces y anfibios encuentran su lugar en las lagunas y bañados próximos al Río de la Plata. Son 22 las especies de peces, que van desde la mojarra hasta el dorado y 12 las especies de anfibios, con distintos tipos de ranas y sapos. Pero donde hay mayor variedad es en las 644 especies de artrópodos que pasan desapercibidos para gran parte de los visitantes.