Ambientes

Allá por 1978, ingenieros y arquitectos se debatían sobre materiales y estructuras para construir el Centro Administrativo de la Ciudad. Pocos se imaginaban que los escombros que arrojaron sobre el río para iniciar la obra, terminarían por convertirse en la base de los ambientes que hoy se desarrollan en la Reserva.

Abandonado aquel proyecto de urbanización en 1984, fueron llegando semillas de numerosas especies, transportadas, en forma natural, por el río, el viento o los animales. Muchas de ellas eran características de ambientes de la ribera rioplatense; otras, eran de especies exóticas que venían de los ejemplares que crecían al costado de las calles y dentro de las plazas y jardines.

Así fue como se fueron conformando los distintos ambientes que hoy integran la Reserva Ecológica Costanera Sur. Cada uno es la casa de distintas especies de animales y plantas; cada uno tiene su propia belleza.