Autos abandonados

Vehículos en la vía pública

Los autos abandonados son generadores de distintos problemas relativos al cuidado del medio ambiente, la seguridad pública y la salud de la población.

Diariamente inspectores municipales pertenecientes a la Dirección de Material Rodante recorren las calles de la ciudad, efectuando la búsqueda de vehículos que se encuentren en estado de deterioro, inmovilidad y abandono.

El peligro de los automóviles abandonados es que pueden convertirse en focos de infección, ya que en su interior se acumula basura y el agua se estanca en los neumáticos y en los alrededores de sus ruedas.

Los vecinos pueden denunciar la ubicación de un auto abandonado en la calle, dirigiéndose personalmente o comunicándose con el Centro de Gestión y Participación (CGP) de su barrio, de lunes a viernes de 7 a 19 o a través del 0800-999-2727.

Para ello debe identificarse con número de documento nacional de identidad (DNI), teléfono desde donde se efectúa la llamada y domicilio para verificar la veracidad de la denuncia.

Para que la denuncia siga su curso, el vehículo debe cumplir al menos una de las tres condiciones establecidas por la normativa vigente: Deterioro, Inmovilidad o Abandono.

Una vez hecha la denuncia por auto abandonado en la vía pública, personal de la Dirección General de Material Rodante se acerca al lugar para comprobar la veracidad del reclamo, y a través de autoadhesivos, se advierte que ese auto se halla en estado de observación. Si el dueño no responde, se intima al retiro del vehículo dentro del plazo de diez días que establece la normativa. Si esto no sucede, el vehículo es removido por la Dirección General de Material Rodante de la Subsecretaría de Emergencias.

Existen autos que permanecen en un lugar por un lapso muy extenso de tiempo, pero tienen dueño. En ese caso, se trata de una infracción de tránsito -estacionamiento prolongado- y se debe dar aviso a la Policía Federal.