Hospital


Aspectos Históricos

Servicio de Cardiología

Logo del Hospital

Historia del primer Servicio de Cardiología
de la República Argentina
en su 60º aniversario

Dr. Horacio Romero Villanueva
Jefe del Servicio de Cardiología

El año 1944 constituyó un hito fundamental en la Cardiología latinoamericana, ya que durante el mismo se sentaron las bases que permitieron finalmente que esta actividad se constituyese como una especialidad independiente de la Clínica Médica. Ese año, en efecto, se crearon, en la República Argentina, el primer Servicio de Cardiología, en el Hospital Rivadavia, así como el Instituto de Investigaciones Cardiológicas, dependiente éste de la Facultad de Medicina de Buenos Aires; mientras que, en Méjico, se inauguraba el prestigioso Instituto de Cardiología.
En 1986, con motivo del Centenario del Hospital Rivadavia y a pedido de quien esto escribe, el Dr. Rodolfo E. Schärer publicó un artículo titulado "Notas Historiográficas del Servicio de Cardiología del Hospital Rivadavia de Buenos Aires", las cuales sirven de basamento al presente trabajo, con motivo de cumplirse este año el 60º Aniversario de dicho Servicio.

Antecedentes del Servicio de Cardiología
En el año 1933 y en consonancia con el espíritu científico asistencial vigente, a pedido del Dr. Carlos Domínguez, Jefe de la Sala I de Clínica Médica, se crea una Sección de Electrocardiografía, con el Dr. Roberto C. Bizzozero como médico encargado de la misma. Esta Sección alcanza trascendencia casi inmediata en el contexto médico de la época, lo cual queda demostrado en la publicación inaugural de la Revista Argentina de Cardiología (Tomo I, 1934), en la cual el Dr. Bizzozero presentó un trabajo sobre "Fibrilación Ventricular pasajera registrada durante una crisis sincopal en un síndrome de Stokes-Adams".
Posteriormente el Dr. Bizzozero comunica su experiencia en un pequeño libro: "El Electrocardiograma en las Enfermedades Miocárdicas y Valvulares", de la Editorial "El Ateneo", de Buenos Aires.
Es necesario destacar que, según expresa el Dr. Schärer: "el Dr. Bizzozero nunca se nominó cardiólogo, era -decía- un clínico que estudiaba electrocardiografía, ejerciéndola". Posteriormente, el Dr. Bizzozero, ganó por concurso la Jefatura del Servicio de Clínica Médica de la Maternidad Ramón Sardá.
Teniendo en cuenta la alta incidencia de las cardiopatías, que representaban un treinta por ciento del movimiento total de los enfermos del Servicio de Clínica Médica, en 1936 el Dr. Domínguez dispuso la creación de un Consultorio Externo de Cardiología y de un sector de cinco camas de internación para el mismo tipo de pacientes, nombrándose responsable de ambas áreas al Dr. Rodolfo Schärer.
Sobre la base de la cantidad de pacientes asistidos, el Dr. Schärer publica el trabajo "Radiología Clínica del Corazón y Grandes Vasos", que mereció el accésit Premio "Arturo Zabala" de la Sociedad de Beneficencia de la Capital.
En 1938, se incorpora como médico del Consultorio de Cardiología el Dr. Eugenio R. Pietrafesa, quien en 1940 recibe el Premio "Samuel Molina", de la Sociedad de Beneficencia, por su trabajo "Trastornos Cardíacos en los Estados Anémicos".
Con este mismo tema, en el año 1941, el Dr. Pietrafesa presentó su Tesis Doctoral en la UBA, la cual fue calificada de sobresaliente; este trabajo fue publicado en un libro de la Editorial El Ateneo.
En 1944, el Dr. Pietrafesa obtiene el Premio "Arturo Zabala", por este mismo tema.

Historia del Servicio de Cardiología
Poco antes de su fallecimiento, en diciembre de 1943, el Dr. C. Domínguez argumentó ante la Dirección del Hospital la conveniencia de contar con un Servicio especializado en Cardiología, iniciativa que apoyó plenamente el entonces Director, Dr. Adrián Bengolea. Como resultado de ello, en 1944, la Sociedad de Beneficencia crea el Servicio de Cardiología, el primero que como tal funcionó en la República Argentina.
La jefatura del mismo fue cubierta por concurso abierto. Sólo dos profesionales se inscribieron: los Profesores Dres. Antonio Battro y Pedro Cossio.
El Dr. Antonio Battro ganó el concurso, inaugurándose el Servicio en mayo de 1945, identificado como Sala XVII del Hospital Rivadavia.
El Dr. Battro designa como Jefe de Clínica al Dr. R.E. Schärer, completándose el plantel médico inicial con los Dres. E.R. Pietrafesa, Alberto H. Guardo, Eduardo Cenini, Héctor Bidoggia y Carlos Céspedes, y como practicante Teófilo Parnes Ressia, quien poco tiempo después se incorpora como médico. El Dr. Ressia realizó su tesis doctoral, que fue clasificada como sobresaliente, sobre "Cultivo del Tejido Cardiaco", obteniendo en 1945 el Primer Premio en Ciencias Médicas conferido por la Institución Mitre, por su "Estudio de la cafeína sobre el músculo cardíaco y el músculo somático cultivado".
La actividad científica se desarrolló paralelamente a la asistencial, implementándose la técnica del electrocardiograma endocavitario, que fuera una de las primeras utilizadas en el mundo, así también las del cateterismo cardíaco como elemento diagnóstico. Estas realizaciones fueron hechas en conjunto con el Consultorio de Cardiología de la Academia Nacional de Medicina, del cual el Dr. Battro era también el jefe. Corresponden los méritos de estos trabajos al Dr. Battro y al Dr. Bidoggia, quienes fueron sus iniciadores.
Como resultado de esta actividad, fue otorgado por la Academia Nacional de Medicina el Premio "Rafael Bullrich" de 1948 a los Dres. A. Battro, H. Bidoggia, E. Pietrafesa y Francisco Labour, por el trabajo "El Cateterismo Cardiaco".
En enero de 1944, el Dr. A. Battro publicó su libro "Las Arritmias Cardíacas en Clínica" - El Ateneo - Buenos Aires -, un tratado fundamental en el entendimiento de las mismas, que alcanzó una gran repercusión en el ámbito nacional e internacional.
El Dr. Alberto H. Guardo, en 1945, es invitado por el Establecimiento "Astra" para visitar Centros Universitarios de Suecia, donde trabajó como médico concurrente en el Hospital Karolinska, de Estocolmo. En l946 presentó su Tesis Doctoral, sobre el tema "Megaesófago".
Bajo la dirección del Dr. Battro, en 1947 se dictó, por primera vez en el país, un curso de perfeccionamiento de post grado en Cardiología. Con la participación de los Profesores A. Garretón Silva, de Chile, Ricardo Finocchieto y J.C. Etchelés, y la de todos los médicos del Servicio, contando con una numerosa concurrencia de profesionales del interior del país, así como de países latinoamericanos.
En mayo de 1948, ocurre la inesperada muerte del Dr. Battro, a los 47 años de edad. La Sala quedó a cargo del Dr. Pietrafesa, como Jefe de Clínica, y en 1949 la Dirección Nacional de Asistencia Social, rectora del Hospital Rivadavia, llamó a concurso la Jefatura de Cardiología. El Jurado, compuesto por los Dres. Rodolfo Kreutzer y Ricardo Dambrosi, propuso para la Jefatura al Dr. Pietrafesa, comentando el Dr. Schärer: "a pesar de no estar en condiciones reglamentarias, ya que no era Médico de los Hospitales".
En octubre de 1949, la Fundación Eva Perón dispuso el traslado del Dr. Schärer como Jefe de Cardiología del Policlínico Presidente Perón, y posteriormente por propia decisión dejan el Hospital Rivadavia los Dres. Guardo, Ressia y López.
En este período, los Dres. Schärer, Roberto González Segura, Guardo, Marini, Parnés Ressia y Romano, son distinguidos por la Academia Nacional de Medicina con el Premio "Rafael Bullrich", cuya entrega, por razones políticas, se concreta recién en diciembre de 1959.
En 1952, los Dres. Héctor Bidoggia y Eugenio R. Pietrafesa, con la colaboración del Bioquímico Francisco Labour y del Ingeniero Jorge Cordero Funes, son distinguidos con el Premio Accésit Sociedad Argentina de Cardiología, por el Trabajo "Determinación del Trabajo del Ventrículo Izquierdo en la estenosis aórtica". En este mismo año, el Dr. Pietrafesa es designado Delegado Titular de la Sociedad Argentina de Cardiología al Segundo Congreso Mundial de Cardiología, que se realizo en Washington DC, en el cual presentó cuatro trabajos de la Sala XVII.
Hasta septiembre de 1955, el Dr. Pietrafesa, continuó como Jefe del Servicio. Por motivos políticos fue posteriormente separado de dicho cargo y, más tarde, por resolución Ministerial, se procedió a la anulación del concurso por el cual había accedido a la jefatura.
El Dr. Eduardo Cenini se hizo cargo de la Sala en carácter de Jefe Interino.
En 1957, el Dr. Schärer se reincorpora a la Sala XVII, ganando el concurso de oposición en 1958 para Jefe de Servicio, cargo en el que continuó hasta su jubilación, en febrero de 1969.
En el área docente, se realizó un curso de post-grado de nivel internacional sobre circulación cerebral, dictado por el Premio Nóbel, Prof. Dr. Daniel Bovet, en 1964.
En 1966, con el patrocinio de la Sociedad Argentina de Cardiología, se dictó un curso de "Metodología y Análisis de la primera derivada del Electrocardiograma", a cargo del médico español Dr. Agustín Martínez Muñoz.
El plantel médico del Servicio colaboró en la enseñanza oficial de Cardiología, en años sucesivos, con la Cátedra de Clínica Médica del Profesor Norberto Quirno, de la UBA, y con las cátedras de Clínica Médica del Profesor Horacio Podestá, y de Cardiología del Dr. Héctor Bidoggia, de la Universidad del Salvador. En su condición de Docente Libre, el Dr. Guardo enseñó Semiología.
En 1966, la Sociedad Argentina de Cardiología otorgó el Premio Estímulo Beta a los Dres. R.F. Schärer, A. Larotonda y C.A. Zucal, por su trabajo "Algunos Aspectos Anatómicos de la Hemodinamía Cardiaca".
En 1966 el Dr. Schärer es nombrado Presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología.
La Sociedad Argentina de Cardiología, distinguió en 1968 con el Premio Accésit a los Dres. Teófilo Parnés Ressia, Jorge Rozlosnik y Rodolfo F. Schärer por el trabajo "Cómputo Electrónico y Procesamiento Gráfico del Electrocardiograma registrado por Triple Sincronismo".
En 1968, falleció repentinamente el Dr. Ressia, lo cual constituyó una pérdida muy sentida por el Servicio, siendo necesario destacar que en el año 1959 había sido galardonado con el Premio Bullrich, de la Academia Nacional de Medicina, por su trabajo "Electrocardiograma Epicárdico en el hombre".
En 1969, por concurso, se hace cargo de la Jefatura del Servicio el Dr. Alberto H. Guardo.
En consonancia con cambios ocurridos en el Hospital Rivadavia, se vivieron momentos muy difíciles para el Servicio de Cardiología, pues en 1971 se disolvió la Sala XVII, quedando el Servicio reducido a una habitación, que era sala de médicos y jefatura, y cuatro camas de internación en la Sala I, concentrándose la actividad casi exclusivamente en el consultorio externo.
Por gestión del Dr. Guardo, en 1976, se trasladó el Servicio de Cardiología a la Sala IV, e inmediatamente se inauguró una Sección de Fonomecanocardiografía, quedando a cargo del Dr. Romero Villanueva, la cual continuó prestando servicios hasta el año 1984.
En 1977 se creó una Sección de Ergometría y Rehabilitación, quedando a cargo del Dr. Jorge A. Rosloznik, quien, en 1979, es designado por concurso Director del Instituto Nacional de Investigaciones Cardiológicas, dependiente del Ministerio de Salud y Acción Social.
En 1977 se inaugura la Residencia en la Especialidad de Cardiología, siendo su primer Jefe de Residentes, en 1981, el Dr. Mario Ciruzzi, actual Presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología.
La Residencia dio un nuevo impulso docente-asistencial a la Sala IV, continuando la misma hasta el año 1993, en que es anulada por Orden Ministerial, habiéndose formado durante este lapso un importante número de especialistas, que se encuentran ejerciendo en distintos puntos del país.
El Servicio de Cardiología en 1977, se incorpora al "Programa Piloto Multicéntrico Internacional de Control de la Hipertensión Arterial" de la Organización Panamericana de la Salud, siendo designados investigadores responsables la Dra. Sarah Z. de Sanguinetti y el Dr. Horacio Romero Villanueva.
También en 1977, se inicia un "Estudio Cooperativo Multicéntrico e Internacional sobre Prevención de Fiebre Reumática" de la Organización Panamericana de la Salud, estando a cargo de la Dra. Sarah Z. de Sanguinetti y el Dr. Héctor De Belva.
Por la participación del Servicio en estos programas internacionales, se recibe en 1979 un Ecocardiógrafo Modo M, lo cual permitió inaugurar una Sub-Sección de Ecocardiografía, siendo éste el inicio de un importante y ascendente desarrollo de esta práctica en nuestro Hospital.
Como resultado de un estudio cooperativo entre el Hospital Rivadavia, el Hospital Penna y el departamento de Medicina Nuclear de la Clínica Bazterrica, los Dres. Buzzi, Guardo, Chiari, Rosloznik y Romero Villanueva, comunican en las Jornadas de Actualización Cardiológica y Simposio Internacional de Técnicas no Invasivas -SAC - Córdoba, y en la Jornadas Médicas Anuales del Hospital Penna, los primeros trabajos con Cámara Gamma en la Argentina sobre ventriculografía radioisotópica y perfusión miocárdica con Talio 201.
En 1978 se desarrolló también un Estudio Cooperativo sobre Factores de Riesgo Cardiovascular en la Población Femenina, coordinado por el Instituto Nacional de Investigaciones Cardiológicas, nombrándose responsables del mismo a los Dres. Horacio Romero Villanueva y Sara Z. de Sanguinetti.
En 1979 se inicia un "Estudio Cooperativo sobre Detección Precoz de la Cardiopatía Chagásica", con características epidemiológicas, multicéntrico e interdisciplinario, coordinado por el Instituto Nacional de Investigaciones Cardiológicas, estando a cargo del mismo el Dr. Héctor E. De Belva y el Dr. Mario Ciruzzi, en aquella época médico residente de segundo año.
En el año 1982 los Dres. Pupi R.E., Romero Villanueva H., Rosloznik J.A., Bernardo M.M., Raffaele J.F., Ferrero A.R., y Cavigliazo J.A., obtienen el Premio "Maria Luisa Gessino" - de la Asociación Médica del Hospital Rivadavia, por el tema "Reactividad Cardiovascular en el Diabetico Juvenil".
En 1985 los Dres Romero Villanueva H., Rosloznik J.A., Michelson R.M., y Salato S.E., reciben el Premio Anual "Bernardino Rivadavia" - Asociación Médica del Hospital Rivadavia" por el trabajo "Prueba Ergométrica Graduada en la Miocardiopatía Chagásica Sub-Clínica".
En 1974 se dicta bajo la dirección del Dr. Guardo, un "Curso para Enfermeras Especializadas en Unidades de Terapia Intensiva Cardiovascular", organizado por la Secretaría de Salud Pública. Este mismo año, se realiza un "Curso Universitario de Electrocardiografía para Enfermeras" de la Facultad de Medicina de la UBA y la Secretaría de Salud Pública.
En 1981, bajo la dirección del Dr. Guardo y la participación de los médicos del Servicio e invitados especiales, se dicta un "Curso de Cardiopatías Valvulares Adquiridas y Congénitas del Adulto", y en 1982 un "Curso Básico de Arritmias Cardiacas".
Desde el año 1982, el Servicio cuenta con un área de Asistencia Psicológica al Enfermo Cardíaco, siendo responsable de la misma la licenciada Isabel Zouki.
En el año 1983, el Dr. Guardo se acoge a la jubilación, quedando como Jefe Interino por Concurso Interno el Dr. Horacio Romero Villanueva, siendo ratificado titular en el cargo en posterior concurso realizado en al Ministerio de Salud y Acción Social, en 1984.
A instancias del mismo se crea la Sección de Métodos Cardiológicos Incruentos, siendo nombrado Jefe de la misma por concurso, el Dr. Jorge Napolitano. Dicha Sección tendrá desde entonces a su cargo la Sub-Sección de Ecocardiografía y la Sub-Sección de Ergometría, estando actualmente la primera a cargo directamente del Dr. Napolitano, y la otra de la Dra. Silvia Sabach. Si bien hasta el año 1986, el Servicio de Cardiología no colaboraba más que de una manera no orgánica con la docencia de la Unidad Docente Hospitalaria Rivadavia "A" de la Facultad de Medicina de la UBA, el Dr. Romero Villanueva, Docente Autorizado, comienza en este año una estrecha colaboración, siendo nombrado Encargado de la Enseñanza de Medicina, cargo en el que continúa, y en l988 Director de la Unidad Docente Hospitalaria (períodos 1988-1991, y 1999-2004). La tarea de Encargado de la Enseñanza de Medicina, así como de todos los profesionales de la Sala IV, sin cuya desinteresada ayuda habría sido imposible llevar esta tarea adelante, y que han contribuido, junto a los docentes de todas las materias clinicas u quirurgicas , a colocar en el año 2003 a la UDH Rivadavia "A" en segundo lugar entre las 36 UDH de la Facultad de Medicina de la UBA.
Asimismo, en 1996, el Dr. Eduardo Fernández Rostello rinde su tesis sobre "Manifestaciones Cardiovasculares en el SIDA", siendo inmediatamente nombrado Docente Autorizado en Medicina de la UBA.
Desde 1986, el Servicio de Cardiología realiza una intensa actividad docente de Post-grado, dependiente de la Facultad de Medicina de la UBA, habiéndose dictado diferentes cursos bajo la dirección del Dr. Romero Villanueva, tales como "Curso de Electrocardiografía Práctica y Clínica" (l986), "Curso de Emergencia Cardíaca" (l986), "Curso de Electrocardiografía Teórico-Práctico para Enfermeras" (1986), "Primer Curso Anual de Actualización en Temas de Clínica Médica" (1990), "Segundo Curso Anual de Actualización en Temas de Clínica Médica" (199l); "Curso Anual de Actualización de Cardiología Infantil para Pediatras" (199l); "Tercer Curso Anual de Actualización en Clínica Médica - Geriatría" (l99 ), "Cuarto Curso Anual de Medicina Interna: Diagnóstico por Imágenes" (1996), y "Curso Anual de Actualización Cardiología Geriátrica" (1998). Es de destacar que, desde 1992, se llevaron a cabo seis "Cursos Anuales de Cardiología para Médicos de Reciente Graduación", los cuales tuvieron amplia repercusión entre los clínicos jóvenes, muchos de los cuales posteriormente siguieron en la especialidad.
También se dictaron los siguientes cursos patrocinados por el Ministerio de Salud y Acción Social y la Coordinación de Docencia e Investigación del Hospital Rivadavia: "Curso Anual de Postgrado para la Formación Intensiva en Cardiología" (1983), "Curso de Actualizaciones en Cardiología Pediátrica" (1984), "Curso Anual de Post Grado para la Formación Intensiva en Cardiología" (1985), "Curso de Post-Grado de Emergencias Cardíacas" (1985), "Curso de Electro y Vectocardiografía" (1985), "Curso de Post-Grado Avances en la Evaluación Perioperatoria e Intraoperatoria" (1990).
Asimismo, el Servicio recibió Becarios de distintas parte del país y Latinoamérica, siendo necesario destacar las "Becas de Iniciación en Cardiología", instituidas por el Ministerio de Salud y Acción Social, siendo algunos de estos becarios la Dra. Ana Maria Morikone, actualmente médica de planta y encargada del Área de Chagas, y la Dra. Susana Taboada, médica de planta de la UCO.
En 1983 se implementan los Cursos Anuales para la Formación de Técnicos en Cardiología (C.U.T.E.C) dependiente del Ministerio de Salud y Medio Ambiente, con una duración de 1.800 horas, habiéndose realizado once cursos bajo la dirección del Dr. Horacio Romero Villanueva, interrumpiéndose el dictado de los mismos, al ser transferido el Hospital a la Municipalidad de Buenos Aires.
En 1987, se publica el primer manual para técnicos y enfermeras, "Técnicas de Diagnóstico en Cardiología" - Editorial AKADIA - de los Dres. Romero Villanueva, H; Rozlosnik, J.A., y colaboradores.
En 1988, los Dres López, O.H.; Romero Villanueva, H.; Pupi, R.E. y Tucano, L. reciben el "Premio María Luisa Gesino" -Asociación Médica del Hospital Rivadavia, por el trabajo "Hipertensión Arterial y Diabetes".
En 1991, se incorpora al plantel el Dr. Eduardo Fernández Rostello, médico cardiólogo infantil, lo que permitió desarrollar una faceta de la especialidad que no estaba contemplada en los programas del Servicio.
En 1994, se crea una Sub-Sección de Electrocardiografía Dinámica Holter, la cual está desde entonces a cargo del Dr. Roberto Michelson.
En 1996 el Jefe del Servicio plantea la necesidad de crear un Centro de Hipertensión Arterial, dada la importante experiencia en esta sub-especialidad, tanto personal como del Servicio a su cargo. Por Resolución Nº 89/96 de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se crea el mencionado Centro a cargo del Dr. Rubén Farah y un equipo de profesionales constituido por la Dras. Ghiglione J., Bosch A.M. y Tolosa, I., y el Dr. Grasso L., la licenciada Isabel Zouki (psicóloga), y las licenciadas Olga Caffaro y Rosa Abramof (dietistas).
En 1996, los Dres Romero Villanueva, H., Farah, A.G. y colaboradores, publican un libro: "Hipertensión en el Anciano" - Ediciones Médicas Internacionales.
Los Dres. Llanos, L., Velazquez, M., Avendaño, P., Catalan Pelet, A., Fonsecas, M., Fernandez Rostello, E., Napolitano, J., Romero Villanueva, H., Rossi, P. y Gutiérrez, H., reciben el Premio Anual "Bernardino Rivadavia" 1998, por el trabajo "Detección mediante ecocardiografía doppler de hipertensión pulmonar y otras manifestaciones cardiovasculares de las colagenopatías".
En 1998, los Dres. Romero Villanueva, H. y Michelson, R.M., publican un texto sobre "Cardiología Geriátrica" - MSD.
En el año 1983, se concursa en nuestro Hospital Nacional B. Rivadavia, la jefatura de Unidad Corobnaria, accediendo a dicho cargo el Dr. Juan Carlos López Daneri, permaneciendo la Unidad integrada ediliciamente al Servicio de Terapìa Intensiva, dependiente del Departamento de Emergencias.
A partir del año 1999, bajo el incentivo y gracias al esfuerzo del entonces Jefe de Cirugía Cardiovascular y Torácica, el Dr. Oscar Roca, acompañado en dicho emprendimiento por los médicos de su servicio y los Dres. H. Romero Villanueva, J.C. López Daneri y Enrique Dominé, se comienza a reciclar la vieja sala de Terapia Intensiva, situada en el pabellón del Servicio de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. Luego de denodados esfuerzos, se logra la inaguración de la misma, bajo la jefatura del Dr. J.C. López Daneri y la coordinación del Dr. E. Dominé, contando la UCO con una dotación de siete camas; pasando a depender del Departamento de Medicina Interna y del Servicio de Cardiología. El plantel de médicos internos de la Unidad estuvo constituido inicialmente por los Dres. Juan José Buscema, Susana Taboada, Lucas Lettieri, Cecilia Cassano, Jorge Redruello, José Montoya, con la posterior incorporación de la Dra. Marina Vázquez.
En el mes de abril del 2002, acontece el inesperado fallecimiento del Dr. Juan Carlos López Daneri, quedando la Unidad a cargo del Dr. Enrique Marcelo Dominé, quien accede ese mismo año a la Jefatura de la Unidad Coronaria por concurso, desempeñándose también como Profesor Adjunto de Medicina de la Universidad del Salvador y Docente de la UDH - Rivadavia "A" de la U.B.A.
Durante el año 2001 se crea una Sub-Sección de Electrofisiología, a cargo del Dr. Mario Fitz Maurice, quien realiza los primeros Electrogramas del Haz de His y Radioablaciones, incorporando posteriormente el Tilt Test.
De acuerdo a las nuevas tendencias terapéuticas, en el 2002 se comienza a desarrollar un Programa de seguimiento multidisciplinario de pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, bajo la coordinación de los Dres. Horacio Romero Villanueva y Enrique Dominé, integrando dicho equipo los Dres. Juan J. Buscema, Alfredo Hirschson, Susana Taboada, Cecilia Cassano y Jorge Redruello.
El Dr. E. Dominé es nombrado Presidente de la Sociedad de Cardiología de Buenos Aires (Federación Argentina de Cardiología), en el año 2004.

Now this is not the end. It is not even the beginning of the end. But it is, perhaps, the end of the beginning. Winston Churchill

BIBLIOGRAFIA:
1. Bizzozero, R.C.: Fibrilación ventricular pasajera registrada durante una Crisis Sincopal en un Sindrome de Stokes Adams. Rev. Arg. de Cardiología, 1934, I:371-378.
2. Schärer, R.F.: Notas Historiográficas del Servicio de Cardiología del Hospital Rivadavia de Buenos Aires. Rev. Médico-Quirúrgica de la Asociación Médica del Hospital Rivadavia, 1986, 20: 9-16.
3. Demartini, A.J.: Historia de la Sociedad Argentina de Cardiología desde su Fundación hasta l969. S.A.C. Buenos Aires, 1987.
4. Legajos Personales, Archivo del Hospital Rivadavia.
5. De Medicis, P., Torino, M. y Amato, M.: Estudio de la Población de Grado Asignada a las Diferentes U.D.H. (2003). Tercer Congreso Latinoamericano de Medicina Interna - 26º Congreso Argentino de Medicina Interna- 4 al 6 de Junio de 2003 - Buenos Aires, Argentina.


Webmaster: Dr. Esteban Petronio. Informática Biomédica
Email:
ibmriv@buenosaires.gov.ar