Reseña Histórica

Comunicación y Gestión Vecinal
Av. Roque Saénz Peña 570 1º piso,
Tel. 4342-6003, int. 204/205/206
Ciudad de Buenos Aires
Contacto
T�tulo

Reseña histórica

La naturaleza remodeló unas prematuras ruinas gestando la Reserva Costanera Sur

Descripciónde la imagen

Desde 1918 hasta 1950 miles de habitantes de la ciudad de Buenos Aires acudían a la Costanera Sur para refrescarse y bañarse en el Balneario Municipal hasta que el deterioro de las aguas a causa de la contaminación decretó la decadencia del paseo. 

Hoy, de nuevo miles de habitantes de la ciudad de Buenos Aires acuden al mismo sito pero para disfrutar de un escenario diferente. Donde antes estaban las aguas del Río de La Plata, la naturaleza se apoderó del lugar gestando vida y esplendor utilizando como base y molde las prematuras ruinas del proyectado  “Centro Administrativo de la Ciudad”. El abandono de un emprendimiento que pretendía ganarle tierras al río, azarosamente terminó regalándole a Buenos Aires un sitio único.

La Reserva Ecológica Costanera Sur es el aula de la ciudad de Buenos Aires donde todos sus habitantes y visitantes podemos aprender acerca de los beneficios que nos brinda la naturaleza y enterarnos de qué manera podemos conservar nuestro medio ambiente.  Es, además, un sitio que permite una experiencia singular y reparadora de la mente y el espíritu, opción saludable y cada vez más necesaria en una de las ciudades más pobladas del mundo.

La Reserva Ecológica Costanera Sur es la oportunidad de demostrar a través de su disfrute y conservación, que hemos entendido que, como parte de la naturaleza que somos, no podemos vivir sin ella.   

En síntesis…

Desde 1918 hasta 1950 Funcionó el Balneario Municipal en el lugar que hoy ocupa esta Reserva (Espigón Plus Ultra). El deterioro de las aguas a causa de la contaminación decretó la decadencia del paseo.

1978 Se comienza a “ganarle tierras al río” volcando escombros en él para construir un “Centro Administrativo de la Ciudad”.

1984 Se abandona el proyecto, dejando un molde que la naturaleza tomó como base para colonizar con sus especies silvestres, gracias a inundaciones y el arribo de camalotales.

1985 Ese proyecto abandonado terminó regalándole a Buenos Aires un sitio único, donde la naturaleza recreó ecosistemas valiosos y las entidades ambientalistas los aprovecharon para la educación ambiental.

1986 La Fundación Vida Silvestre Argentina, Aves Argentinas y Amigos de la Tierra propusieron al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires crear esta reserva. El 5 de Junio se declaró Parque Natural y Zona de Reserva Ecológica (Ordenanza 41.247/86).

1989 Fue declarada Área de Reserva Ecológica.

1994 La entonces Secretaría de Turismo de la Nación (hoy, Ministerio) la declaró “de Interés Nacional”.

1994 La Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires la declara “de Interés Turístico Municipal”.

2005 Fue declarada Sitio Ramsar (Humedal de Importancia Internacional).

2005 BirdLife International y Aves Argentinas la reconocen como un AICA (Área de Importancia para la Conservación de las Aves).

2011 Se cumplen 25 años de su existencia.