Definiciones Y Conceptos

 

Población económicamente activa: la integran las personas que tienen una ocupación o que sin tenerla la están buscando activamente. Está compuesta por la población ocupada más la población desocupada.

 

Población desocupada: se refiere a personas que, no teniendo ocupación, están buscando activamente trabajo. Corresponde a Desocupación Abierta. Este concepto no incluye otras formas de precariedad laboral (también relevadas por la EPH) tales como personas que realizan trabajos transitorios mientras buscan activamente una ocupación, aquellas que trabajan jornadas involuntariamente por debajo de lo normal, a los desocupados que han suspendido la búsqueda por falta de oportunidades visibles de empleo, a los ocupados en puestos por debajo de la remuneración vital mínima o en puestos por debajo de la calificación, etcétera.

 

Población subocupada: se refiere a los ocupados que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y desean trabajar más horas.

 

Tasa de actividad: calculada como porcentaje entre la población económicamente activa y la población total.

 

Tasa de desocupación: calculada como porcentaje entre la población desocupada y la población económicamente activa.

 

Tasa de subocupación: calculada como porcentaje entre la población de subocupados y la población económicamente activa.

 

Categoría ocupacional: es la posición medida a través de la relación que se establece entre el trabajador y la unidad económica donde desempeña sus tareas.

 

Rama de actividad: refiere al sector de la economía al que pertenece el establecimiento dentro del cual la persona ejerce su empleo. Los agrupamientos para rama de actividad presentados en los tabulados corresponden a la CIIU revisión 3.

 

Calificación de la tarea: expresa la complejidad del proceso de trabajo desarrollado en el marco de cada ocupación concreta, a partir de las acciones realizadas y los instrumentos y objetos utilizados.

 

Beneficios sociales: se refiere a los beneficios laborales de los cuales gozan los asalariados. Entre estos se destacan la indemnización por despido, las vacaciones, el aguinaldo, la jubilación y el seguro de trabajo. La categoría sin ningún beneficio suele utilizarse como un  indicador del trabajo no registrado. Otro indicador habitualmente utilizado para el trabajo no registrado es el trabajo sin descuento jubilatorio.

 

Ingreso total individual: ingresos monetarios mensuales percibidos por las personas encuestadas tanto en concepto de retribución por la o las ocupaciones que desempeñan, como los provenientes de otras fuentes tales como jubilaciones y pensiones; alquileres, rentas o intereses; utilidades, beneficios o dividendos; seguro de desempleo; indemnización por despido; beca de estudio; cuota de alimento; aportes de personas que no viven en el hogar y otros - subsidios estatales, retiro voluntario, venta de pertenencias personales, premios de juegos de azar, herencias, limosnas, etc.

 

Quintil de ingreso: cada quintil de ingreso esta conformado por un 20% de la población perceptora. La población es ordenada por su nivel de ingresos de menor a mayor, de modo tal que el primer quintil de ingresos comprende a la población de menores ingresos.

 

Valores constantes: valores corrientes deflactados por el Índice de Precios al Consumidor, Nivel General.

 

Ingreso per cápita familiar: es el cociente de la división del ingreso total familiar por la cantidad de integrantes del hogar.

 

Línea de indigencia: es el valor monetario de una Canasta Básica de Alimentos, de costo mínimo, capaz de satisfacer un umbral elemental de necesidades energéticas y proteicas. Se considera indigentes a los hogares cuyos ingresos no alcanzan dicha línea o valor.

 

Línea de pobreza: es el valor monetario de una Canasta Básica Total de bienes y servicios capaz de satisfacer un conjunto necesidades alimentarias y no alimentarias (vestimenta, transporte, educación, salud, etc) consideradas esenciales. Se considera pobres a los hogares cuyos ingresos no alcanzan dicha línea o valor.