Concurso Público Abierto DMT

Antecedentes y fundamento

Un concurso público, de acuerdo con el Art. 22 del Decreto Nº 986/04 es un “proceso de selección en el que puede participar toda persona que reúna las condiciones generales y específicas exigidas.”

El Concurso Público Abierto DMT se encuentra reglado mediante el Decreto Nº 334/GCBA/08.

En dicha normativa el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decretó el llamado a concurso para la cobertura de 144 puestos de profesionales y dos puesto de técnicos en la planta permanente de la Dirección General de Administración de Recursos Humanos, dependiente de la Subsecretaría de Gestión Operativa del Ministerio de Hacienda.

El fundamento del Concurso Público DMT se encuentra en que la actual dotación de la planta permanente de la Dirección de Medicina del Trabajo resulta insuficiente, teniendo en consideración el importante caudal de agentes que diariamente asisten a la misma.

Es por la necesidad de cumplir con las acciones que en forma regular y permanente lleva a cabo la DMT, (asegurar el adecuado seguimiento y supervisión de las licencias médicas de los agentes, los exámenes de aptitud psicofísica para su incorporación, los exámenes periódicos y las acciones de educación sanitaria) que se convocó al concurso público para la cobertura de ciento veintiséis cargos de médicos/as, dieciséis psicólogos/as, dos fonoaudiólogos, un técnico de laboratorio y un técnico en electrocardiogramas.

En el Concurso Público DMT las condiciones a cumplir por, a modo de ejemplo, los psicólogos, para su admisión al concurso eran:

  • Poseer un título universitario de grado en psicología expedido por unidades académicas acreditadas por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación.
  • Más de cinco (5) años de antigüedad en el ejercicio de la profesión.
Este proceso de selección, que ya cerró su etapa de inscripción, no estuvo acotado a trabajadores estatales o municipales, sino que todos los que cumplían con los requisitos excluyentes antes enunciados estaban habilitados para participar, de ahí la denominación de “Concurso Público Abierto”.

El concurso público busca la transparencia en el proceso de selección ya que para efectuar la orden de mérito se toman en cuenta tanto los antecedentes curriculares presentados como asimismo los resultados de evaluaciones técnicas y entrevistas.

El concurso está dividido en varias etapas las cuales comprenden la inscripción, análisis y evaluación de antecedentes, evaluación técnica presencial, examen psicotécnico y entrevista personal. De los resultados logrados por los concursantes de dichas etapas se logra una “Orden de Mérito” para cubrir los puestos requeridos.