Mantenimiento

Ambiente y Espacio Público
Av. Roque Saénz Peña 570 4º piso,
Tel. 4342-6003, int. 204/205/206
Contacto
Mantenimiento Urbano
Av. de Mayo 575
Of. 101
Tel. 4323-9722

Palacio Municipal

El Palacio Municipal de la Ciudad de Buenos Aires fue construido entre 1890 y 1893 a pedido del entonces Intendente de la Ciudad, Francisco P. Bollini, en el mismo espacio donde durante casi treinta años había funcionado el gobierno municipal en el segundo piso del edificio de la Jefatura de Policía.

La obra, fue realizada por la empresa constructora Castello y Scala según los planos que, a pedido de Bollini, había elaborado el Vice Director de Obras Públicas de la Municipalidad Juan Cagnoni, el décimo cuarto ingeniero graduado en la Universidad de Buenos Aires.

Puesto que el estado estaba en crisis y en cesación de pagos, se trataba de un proyecto austero. Se decidió aprovechar los materiales útiles de la mansión de la familia Zuberbühler, que había sido expropiada y luego demolida para permitir la apertura de la Avenida de Mayo y la posterior construcción del palacio. Muchos de los mosaicos y cristales que se recuperaron de la demolida mansión hoy pueden verse en el Palacio de Gobierno.

La construcción fue iniciada el 30 de Noviembre de 1890 con una inversión de 150 mil pesos moneda nacional, y el último día de ese año se colocó la piedra fundamental.

En una caja de plomo incrustada en la piedra, se guardaron entre otras cosas un mensaje del intendente solicitando autorización para la construcción del edificio, la ordenanza que la permitía, una colección de folletos y medallas conmemorativas de la creación de la ciudad y una moneda de la Confederación Argentina acuñada en 1854.

El edificio estuvo concluido en poco más de un año y fue inaugurado en Marzo de 1893 con la instalación de las oficinas de la sección de ingenieros.

El proyecto concluido abarcaba una superficie total de 860,02 metros cuadrados. Sobre la Avenida de Mayo se extendía por 56,40 metros mientras que apenas ocupaba 15,45 del frente de la calle Bolívar. Contaba con 5 pisos, incluidos los subsuelos, y una altura total, hasta la flecha del domo sobre en el que se encuentra el reloj de 4 esferas de 48,20 metros.

Pocos años más tarde, el constante crecimiento de la ciudad y por consiguiente de su administración, hicieron necesaria la ampliación de la sede del gobierno municipal.

Para tal fin se expropiaron y demolieron dos viviendas de estilo colonial que aún permanecían en pie junto al Palacio Municipal para permitir su ensanchamiento sobre la avenida Rivadavia.

Las obras de ampliación se iniciaron en la segunda mitad de 1911 a cargo de los ingenieros Bonneu Ibero, Parodi y Figini. La nueva sección estuvo concluida a fines de 1914, veinticuatro años después de la colocación de la piedra fundamental de la Casa de Gobierno.

Patrimonio arqueológico

Durante el año 2005, en el marco de las tareas iniciadas para la recuperación y puesta en valor del Palacio de Gobierno, en la planta baja del edificio se halló la entrada original de la Casa Municipal, situada en la esquina de intersección de la calle Bolívar y Av. de Mayo.

Debajo de la cámara de aire del piso de pinotea de una oficina que funcionaba en esa ochava se encontraron, intactos, el piso original de mosaicos de lo que había sido la entrada y los peldaños de la escalera que daba a la calle. La puerta se encontraba tapiada y sus hojas laterales habían sido reemplazas por ventanas.

Poco después, en una serie de investigaciones arqueológicas realizadas en el subsuelo del Palacio Municipal, se hallaron materiales que constituyen una interesante colección patrimonial de la cultura de los siglos XVIII y XIX.

La colección arqueológica formada es uno de los hallazgos mas cargados de simbolismo de la arqueología urbana de la Ciudad.

El elemento que la distingue es un conjunto de chapas policiales de más de 110 años de antigüedad y una serie de huesos de animales domésticos, vidrios y cerámicas que datan de los siglos XVIII y XIX.

El rescate arqueológico las encontró en el subsuelo del palacio municipal, enterradas en una habitación de donde acababan de retirar los restos de la caja de recaudaciones para construir un archivo y donde habían estado ocultas por más de un siglo luego de que la primera sede del Departamento fuera demolida entre 1889 y 1893 para la apertura de la Avenida de Mayo y la edificación de la Casa Municipal.

“La Casa Municipal, Historia de la Sede del Gobierno porteño”

En el marco del Plan Maestro para el Palacio de Gobierno, en Julio de 2006 se editó “La Casa Municipal, Historia de la Sede del Gobierno porteño”, un libro que relata la historia del Palacio Municipal.

El objetivo de este libro es rescatar el valor patrimonial e histórico del Palacio del Gobierno y fortalecer su identidad urbana y política dentro del proceso de construcción de autonomía institucional de la Ciudad de Buenos Aires.

Se trata de un trabajo pionero, ya que no existe otro trabajo histórico sistemático sobre la historia del edificio. Para su realización, un equipo de arquitectos, historiadores, sociólogos, antropólogos y patrimonialistas realizó una exhaustiva labor de investigación durante un año.