Preguntas frecuentes

Ministerio de Cultura
Régimen de Promoción Cultural

Av. de Mayo 525
Tel: 4323-9400 int 2845
Contacto

Preguntas frecuentes

¿Qué quiere decir “Mecenazgo”?

La palabra deriva del nombre de Cayo Cilnio Mecenas, confidente y consejero político del emperador romano César Augusto. Fue también un importante impulsor de las artes, protector de jóvenes talentos de la poesía y amigo de destacados autores como Virgilio, Horacio, Propercio y Ovidio. Su dedicación artística acabó por hacer de su nombre, Mecenas, un sinónimo de aquel que fomenta y patrocina las actividades artísticas.
Desde Mecenas hasta hoy, muchos artistas han contado con personas que aportaban dinero para sostener sus actividades.

¿Por qué existe una “Ley de Mecenazgo”?

En los últimos tiempos se ha dictado legislación en diversos países, para fomentar el aporte privado a la cultura a través de beneficios fiscales, inspirados en la idea de que el fomento de la cultura es una inversión necesaria para el desarrollo social de la comunidad.
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la primera jurisdicción del Estado argentino en contar con una ley de mecenazgo que ofrece beneficios fiscales a quienes apoyen proyectos culturales.

¿Cómo funciona el Régimen de Mecenazgo en la Ciudad de Buenos Aires?

El régimen permite a las empresas y comercios que tributan en la Ciudad de Buenos Aires destinar parte de lo que pagan en concepto del Impuesto Sobre los Ingresos Brutos directamente a proyectos culturales declarados de interés por el Consejo de Promoción Cultural y aprobados por el Ministerio de Cultura.

¿Las empresas no van a usar esta ley para evadir impuestos?

No. La empresa paga lo mismo que le correspondería, la ley de Mecenazgo le permite direccionar un 10 % de su aporte a proyectos culturales declarados de interés por el Consejo de Promoción Cultural y aprobados por el Ministerio de Cultura.
Además el Art. Nº 34 de la Ley Nº 2264 establece límites e incompatibilidades respecto a la vinculación que pueda existir entre patrocinador o benefactor y beneficiario.

¿Quién declara de interés cultural para la Ciudad de Buenos Aires los proyectos presentados para ser beneficiados a través de Mecenazgo?

La ley creó un Consejo de Promoción Cultural para que determine el interés cultural de los proyectos presentados. Esto es necesario ya que el Estado debe velar por que el dinero de los impuestos se destine solamente a proyectos culturales, de acuerdo a lo establecido por la ley.

¿Quién aprueba los proyectos que pueden recibir dinero a través de Mecenazgo?

La ley también establece que es el Ministerio de Cultura es quien tiene la facultad de aprobar los proyectos declarados de interés cultural por el Consejo.

¿Quién puede presentar proyectos culturales?

Pueden presentar proyectos culturales para recibir aportes a través de Mecenazgo personas físicas y también organizaciones sin fines de lucro. Una persona puede presentar más de un proyecto, siempre que cuente con capacidad para realizarlos.

Soy un artista que recién comienza, ¿puedo presentar proyectos para Mecenazgo?

Sí. Es importante tomar en cuenta que la ley establece que los proyectos presentados deben ser proporcionales a la experiencia del artista: todos pueden presentar proyectos, pero su envergadura debe guardar relación con los antecedentes de quien lo presenta.

¿Cómo presento un proyecto?

Podés descargar el formulario de presentación de proyectos aquí, y el instructivo para la elaboración del proyecto aquí. Es importante que completes todos los ítems consignados en el instructivo para que el Consejo pueda analizar el proyecto en todos sus aspectos.

¿Al presentar el proyecto debo especificar el costo de realización?

Sí. Todos los proyectos se aprueban con un monto máximo por el cual pueden recibir dinero a través de Mecenazgo. El Consejo debe contar con información detallada sobre el costo de los distintos insumos y servicios para realizar el proyecto, para poder determinar ese monto máximo. El Consejo puede también modificar los montos en caso de considerarlos muy distintos de los imperantes en el mercado.

¿El proyecto tiene que ser sin fines de lucro?

Un Proyecto Cultural, que sea aprobado por el Concejo de Promoción Cultural, no puede comercializarse durante su ejecución. Vale decir, luego de incluir en el proyecto todos los rubros necesarios para su realización, incluso los honorarios o compensación del Beneficiario por los servicios vinculados al proyecto, el mismo no puede ser comercializado, dado que el precio que se obtenga de la venta tornaría al proyecto en una actividad lucrativa. Esto se explica, teniendo en cuenta que todos los costos que resultaron necesarios para su realización, formaron parte oportunamente del presupuesto del Proyecto Cultural aprobado, por lo que el precio de venta no estaría cubriendo costo alguno.

¿Las personas jurídicas sin fines de lucro pueden percibir beneficios económicos a través de los proyectos que realicen por Mecenazgo?

Sí. Las personas jurídicas sin fines de lucro pueden percibir beneficios económicos, toda vez que las ganancias que pudieran obtener de la comercialización de sus proyectos, finalmente pasarían a engrosar un conjunto de recursos que, por la naturaleza misma de este tipo de persona jurídica, serían aplicados a la realización de actividades de carácter no lucrativo.

¿Pueden los Beneficiarios recibir una retribución por la realización del proyecto?

Siempre que el Beneficiario participe en la ejecución del proyecto cultural, puede recibir una retribución en carácter de compensación por los servicios, lo cual es distinto a percibir honorarios, dicha distinción obedece a que la Ley es clara en cuanto a que no puede haber lucro.

¿Qué sucede si la comercialización del proyecto presentado es incluida en el mismo como una forma de financiar parte del costo del proyecto?

Si la comercialización del proyecto se incluye en el mismo como un complemento de los recursos que se solicitan en el marco del Régimen de Promoción Cultural, a fin de financiar parte del costo, no habría fin de lucro, por lo que es perfectamente posible aprobar un proyecto de tales características.

¿Una vez que me aprueban el proyecto directamente me dan la plata para hacerlo?

No! Los aportes en el Régimen de Promoción Cultural los hacen los contribuyentes al Impuesto Sobre los Ingresos Brutos, que son quienes eligen destinar parte de lo que pagan de impuestos a proyectos culturales. Por lo cual, una vez que el proyecto sea aprobado, es necesario que los beneficiarios realicen gestiones particulares con las empresas o comerciantes que estén interesados en financiar su proyecto. Por otra parte, es necesario destacar que todos los aportes que se realicen a un proyecto cultural aprobado en el marco de Mecenazgo deberán hacerse en una cuenta bancaria abierta exclusivamente para ese uso en el Banco de la Ciudad de Buenos Aires y que antes que el Ministerio de Cultura autorice la apertura de dicha cuenta, el beneficiario deberá otorgar al Ministerio y al Banco facultades para posibilitar el control de la misma.

Soy un artista o investigador: ¿Cómo hago para llegar a hablar con las grandes empresas para que apoyen mi proyecto?

A veces es difícil llegar a hablar con los directivos de las grandes empresas. Incluso teniendo el beneficio de Mecenazgo, a muchos artistas les puede resultar dificultoso llegar a mostrar su proyecto a algún directivo de una empresa multinacional, pero ésta no es la única manera de conseguir financiamiento a través de Mecenazgo.
El Régimen de Mecenazgo está pensado justamente para que empiecen a aportar también las empresas pequeñas, o aquellas no tan pequeñas pero que no suelen apoyar proyectos culturales. Todas las empresas radicadas en la Ciudad de Buenos Aires aportan a los Ingresos Brutos, desde kioscos hasta grandes supermercados, pasando por todo tipo de industrias y servicios. A veces por mirar sólo a las más conocidas no se tiene en cuenta de que tenemos muchas empresas cerca que podrían aportar fondos.

¡Pero las únicas empresas que conozco son los comercios de mi barrio!

Es muy probable que esos comercios estén adheridos al Régimen Simplificado para Ingresos Brutos, con lo cual pueden aportar el 100 % de lo que les falta pagar ese año. Las cuotas van desde $ 60 hasta $ 720 bimestralmente, con lo cual si se realiza el pedido a principio de año cada comercio puede destinar una cantidad interesante. Hay que recordar además que es posible recibir aportes de más de una empresa hasta completar el monto máximo aprobado para tu proyecto.

¿La cuenta bancaria que se abra para la acreditación de los fondos, tiene costo de mantenimiento u otros cargos?

La cuenta bancaria que se abre para la acreditación de los fondos correspondientes a cada proyecto está exenta del cargo de mantenimiento de cuenta y de las comisiones correspondientes a los ingresos de fondos. Sin perjuicio de lo expuesto, cabe aclarar que:
a) Los depósitos que se reciben en la cuenta bancaria se encuentran sujetos al Impuesto sobre los Débitos y Créditos Bancarios (Ley 25.413), siendo la alícuota del 0,6 %.
b) Las cuentas pertenecientes a contribuyentes del Impuesto Sobre los Ingresos Brutos en cualquier jurisdicción del país pueden ser objeto de retenciones sobre las acreditaciones bancarias.
c) De acuerdo a la normativa que establece el Banco Central de República Argentina, podría corresponder el pago de cargos como por ejemplo el cargo por inactividad de la cuenta por más de seis meses y/o su cierre según lo disponga la normativa bancaria aplicable.
Todas estas situaciones resultan ajenas al Banco Ciudad y a la operatoria del régimen de Mecenazgo, dado que se trata de normativas generales dictadas por la AFIP, SIRCREB o el BCRA.

¿Cuándo vence el plazo establecido en la Cláusula Transitoria de la Ley Nº 2264?

El plazo durante el cual los patrocinadores y benefactores pueden descontar el 100 % de los aportes realizados al Régimen de Promoción Cultural con las limitaciones establecidas en los Artículos 32 y 33 de la Ley Nº 2264, vence el 21/12/2011; a partir del 22/12/2011 los patrocinadores podrán descontar sólo el 50 % de los aportes realizados (ver Decreto Nº 159/2011).

¿Cuáles son los aspectos del proyecto en los cuales el Consejo de Promoción cultural pone el acento a la hora de realizar la selección?

Según el Reglamento Interno del Consejo de Promoción Cultural, los criterios de evaluación de los proyectos, enunciativos y no excluyentes, son los siguientes:

Calidad e innovación: Que responda a un alto nivel de excelencia y represente un aporte a la investigación, capacitación, difusión, creación y producción artística y cultural.

Factibilidad: Que exista un diagnóstico previo, planificación del proceso, coherencia entre los resultados esperados, el grupo objetivo elegido y los recursos.

Continuidad: Que sea sostenible, pueda perdurar en el tiempo, a medio o largo plazo, o que contribuya a la puesta en valor y preservación de bienes culturales tangibles o intangibles.

Experiencia e Idoneidad: Que los participantes en el proyecto cuenten con experiencia en el área de desarrollo del mismo.

Circuito y público destinatario: Que el resultado pueda ser accesible a un público amplio o bien este destinado a poblaciones vulnerables, personas con capacidades diferentes, tercera edad o áreas periféricas de la Ciudad.

Cogestión y trabajo en red: Que exista un aporte de los gestores del proyecto o de terceros en un esquema de costos compartidos o que implique la participación de otros actores culturales y en especial de los beneficiarios.

Capacitación: Que implique formación o capacitación del grupo objetivo beneficiario.

Valores: Que promueva el respeto de los derechos humanos y promueva el dialogo intercultural.

Subsidiaridad: Que promueva acciones en áreas donde haya una menor presencia de la política cultural oficial o no existan otros mecanismos de financiamiento público de la cultura.

Evaluación: Que el proyecto contemple un método de control y/ o evaluación del impacto social y cultural que provocará su ejecución, en términos cualitativos y/o cuantitativos.

Para ampliar información, el Reglamento Interno del Consejo de Promoción Cultural se encuentra disponible en Normativa.