Constitución y símbolos

Escudo de la Ciudad


escudo

Fig. c

El actual escudo oficial de nuestra Ciudad (fig. c) es una versión actualizada y moderna, adaptada a los nuevos tiempos, del escudo oficial (fig. b) que remonta sus orígenes al siglo XVII. En ese entonces la Ciudad se declara carente de escudo propio y en 1649 se propone un modelo de escudo de armas (fig. a), en el que aparece una paloma radiante, volando de frente, con la cabeza vuelta hacia la izquierda, tal como se reproduce a continuación, con un mar agitado por debajo y un ancla que muestra una uña fuera del agua, aludiendo puerto.

escudo

Fig. a

escudo

Fig. b

El escudo primigenio oficial (fig. a) fue aprobado por el Cabildo el 5 de noviembre de 1649, durante el gobierno de Jacinto de Lariz, y es considerado por la heráldica como muy figurativo por contar con pocas estilizaciones y ser bastante realista en lo que en éste se representa. Con el paso del tiempo se producen sucesivas modificaciones del escudo y se llega a 1852 cuando se reorganiza el gobierno municipal de Buenos Aires y se le encarga a una Comisión de Educación el proyecto de un sello para el Municipio (fig. 4). Dicha Comisión propuso reutilizar el usado anteriormente y en 1856 se dictó la Ordenanza correspondiente. De todas maneras, muchos de los documentos oficiales de la Municipalidad siguieron utilizando diferentes variaciones del escudo.

Para terminar con el uso sin criterio definido, finalmente el 3 de diciembre de 1923 una Ordenanza del Concejo Deliberante estableció en forma definitiva las características del escudo (fig. 7). El mismo presentaba una elipse de proporción 5/6 entre su eje mayor y menor y lleva una paloma blanca, con sus alas abiertas, radiante de rayos solares, en jefe que significa el espíritu santo bajo cuya advocación fue colocada la ciudad. En el sector inferior del escudo aparecía un ancla de sable medio sumergida, con la parte de la caña y una uña fuera de la superficie, que representaba a la ciudad puerto. Un poco más debajo de la línea del eje menor del óvalo, había dos naves, una carabela y un bergantín del siglo XVI, ambos con banderas españolas y vistos por el costado de babor. De acuerdo a algunos estudios, el primero significa la primera fundación por Don Pedro de Mendoza y el segundo la fundación de Juan de Garay. Las aguas del río en estado de suave oleaje o rizadas representaban las aguas del Río de la Plata.

La citada Ordenanza establece en su primer artículo que el escudo de la ciudad que se coloque en los frentes de los edificios o en los documentos, sellos o papeles que se usen en las oficinas municipales deberá estar pintado, grabado o impreso. El posterior Decreto N° 1.886/44 determina en su artículo primero que el uso del Escudo Municipal debe ajustarse estrictamente a los términos y dibujo del mismo, previsto por la Ordenanza del 3 de diciembre de 1923.

En 1997, durante el gobierno de Fernando de la Rúa, se sancionó el Decreto Nº 557/GCBA/96 (B.O. nº 95) por el cual se llamó a concurso para la creación de un símbolo institucional (logo – fig. 10) que reemplazara al antiguo logo de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, que estaba formado por las siluetas de algunos edificios característicos de la ciudad como el Cabildo, el Obelisco, el Planetario, el Teatro Colón, etc. Por error, el Gobierno de la Ciudad lo denominó "nuevo escudo" cuando debió decir "nuevo logo", por lo que muchos creyeron que esa propuesta era el nuevo escudo de la ciudad cuando lo correcto es que el escudo oficial siguió siendo el establecido por la Ordenanza del 3 de diciembre de 1923.

En este orden de ideas, y dado a que la sanción definitiva del Escudo fue establecida por una Ordenanza que data de varios años atrás, resultó necesario considerar la sustitución del mismo por una versión actualizada que represente en sí mismo una imagen más acorde al presente. Así, con el nuevo escudo, se refleja no solo el espíritu de la Ciudad, sino también una imagen más moderna y acorde a los tiempos que corren, manteniendo la esencia y el significado del original.

A continuación te presentamos la evolución de los escudos de la Ciudad a través de la historia, y los logos municipales propuestos a través de las diferentes gestiones.

Escudo:

escudo

Escudo 1591 (fig. 1)

escudo

Escudo 1649 (fig. 2)

escudo

Escudo de 1807 a 1810 (fig. 3)

escudo

Escudo 1852 (fig. 4)

escudo

Escudo 1856 (fig. 5)

escudo

Escudo 1880 (fig. 6)

escudo

Escudo 1923 (fig. 7)

escudo

Escudo 2003 (fig. 8)

Logos municipales:

logo

1970 (fig. 9)

logo

1997 a 2008 (fig. 10)

logo

2008 a 2012 (fig. 11)


Escudo de Armas de la Ciudad

escudo

RESEÑA HISTORICA

En los autos fechados el 20 de Octubre de 1580, proveídos por Juan de Garay, fundador de la Ciudad de la Santísima Trinidad, se hace referencia al orden que había que guardar en el repartimiento de tierras y estancias, la elección del patrono y las armas de la ciudad.
En los mismos, Garay señaló como armas de la ciudad un águila negra pintada al natural, con su corona en la cabeza, cuatro hijos debajo, demostrando que los cría. Una cruz colorada sangrienta saliendo de su mano derecha y subiendo más alta que la Corona, semejante a la Cruz de Calatrava, todo ello en campo blanco.
Las razones alegadas por el mismo Garay sobre el significado de estos atributos son las siguientes: "haber venido a este puerto con el fin y propósito firme de ensalzar la fe católica y servir a la corona real de Castilla y León, dar ser y aumentar los pueblos de esta generación que a cuarenta años que está poblados y cerrados e iban en gran disminución...".
En más de una oportunidad, reiteraremos estos conceptos, para referirnos a la descripción más detallada del escudo de Garay y su simbología.

El 11 de Junio de 1580, Juan de Garay fundó la Ciudad de la Santísima Trinidad, a la que denominó así por haber llegado el 29 de Mayo, fecha coincidente con esa festividad religiosa. El puerto conservó el nombre de Santa María de Buenos Aires, que Don Pedro de Mendoza le dio en 1536, por un voto que había hecho a la Virgen del Buen Aire, venerada en Cágliari (Cerdeña), lugar en que había intervenido en campañas militares. También se relaciona la elección de la virgen, con dos mercedarios entre los miembros de la expedición de Garay.
Meses después, Garay repartió los solares y chacras, y el 20 de Octubre reunió al Cabildo para elegir el Patrono de la Ciudad y determinar el escudo de Armas que debía tener (el escudo de armas es la representación, sobre una pintura, grabado o dibujo, de las piezas simbólicas de acciones distinguidas y heroicas de un personaje, familia, ciudad o congregación; el blasón es el escudo de armas de cada linaje, ciudad o persona).
Los cabildantes expresaron en esa oportunidad a Garay la necesidad de que éste señalase las armas a la ciudad para que este fundase su blasón (escudo) y el acta capitular de dicha sesión describe al águila con las aguiletas, sosteniendo la cruz de Calatrava en su pata derecha, sobre un fondo blanco.
Las razones que alegó Garay para las figuras del escudo eran las siguientes:"... haber venido a este puerto con el fin y propósito firme de ensalzar la Santa Fe Católica (reflejado en la Cruz de Calatrava) y servir a la corona real de Castilla y León (la corona que sostiene el águila en su cabeza) y aumentar los pueblos de esta gobernación que a cuarenta años de estar poblados y cerrados, iban en gran disminución...". Según Enrique Peña, estos pueblos serían representados por las cuatro aguiletas, y que aluden a las cuatro ciudades que debía fundar Ortiz de Zárate por los términos de la capitulación de 1569: Santa Fe (1573), Buenos Aires (1580) y probablemente Concepción de Nuestra Señora, en el río Bermejo (1585) y Vera ó San Juan de Vera de las Siete Corrientes (1587).

En 1591, el Real Consejo de Indias, aceptó como armas las que dio Garay, permitiendo a la ciudad utilizarlas, pero hasta 1615 no vuelven a ser mencionadas en las actas capitulares, y ese año se describe un escudo con un pelícano y cinco hijos, ignorándose la razón del cambio del animal representado.

En 1649 se propone un modelo de sello de armas, porque el Cabildo carecía de uno y se reproduce el dibujo de una paloma radiante que mira hacia la izquierda, volando de frente, por encima de un mar agitado del que emerge la uña de un ancla, que significaría puerto.
En sucesivas modificaciones del escudo con los barcos navegando en direcciones contrarias a las del emblema adoptado finalmente en 1923, o figurando un mar sin barcos, llegamos a 1852, fecha en la cual, se reorganiza el gobierno Municipal (los cabildos habían sido suprimidos por ley de 1821). En esta oportunidad, se encargó a una comisión de educación el proyecto de un sello para el municipio. La comisión propuso reutilizar el usado anteriormente, con dos navíos anclados en el mar, una paloma radiante volando en medio y sin ancla, que indicaba puerto. En 1856, según Peña, se sancionó la ordenanza correspondiente. El ancla fue impuesta por la costumbre y por los antecedentes considerados al sancionar la ordenanza.
En 1910, Enrique Peña propuso la sanción de una ordenanza que determinara la
representación gráfica del escudo de armas de la ciudad, a fin de termina las diferencias entre distintos escudos: podían advertirse en los documento: a diario salían de las mismas oficinas municipales. En ese sentido, recomendó que no estando determinada la clase de barcos que figuraban en los escudos empleados, se usaran carabela y un bergantín, que fueron tipos de embarcaciones que trajo Garay cuando vino a fundar la ciudad.

Por otro lado, Peña acudió a los archivos de España, planos y documentos referidos a la historia edilicia de la ciudad encomendó al pintor D. Miguel Vela especialista en trabajos heráldico: ejecución del dibujo dado por Garay Buenos Aires, facilitándole copias de actas del Cabildo y resolución del Consejo de Indias. La ilustración, tal como se la reproduce en la Bandera de la Ciudad Autónoma Buenos Aires, sancionada en 1995, es la exacta reproducción gráfica del escudo que Garay dio al fundar la ciudad en 1 según expresa Peña.

El 3 de Diciembre de 1923, una orden dispuso que el escudo de la ciudad debía colocarse en los frentes de edificios y en los documentos, sellos o papeles usados en las oficinas municipales, debía ser el de los barcos con la paloma radiante y el ancla.


CONSIDERACIONES SOBRE LA SIMBOLOGIA DEL ESCUDO DE GARAY

El diseño de este escudo, fue encomendado por Peña a D. Miguel Velasco, especialista en trabajos heráldicos y presenta algunas características en su dibujo que merecen ser expuestas por separado.

La dirección en que mira el águila

En el escudo dado por Garay, el águila que sostiene la cruz de Calatrava, tiene la cabeza volcada hacia siniestra, es decir, hacia la izquierda. Cabe señalar que, en términos de heráldica, las direcciones de las figuras son a la inversa del espectador del emblema, es decir la izquierda del escudo es la derecha de quién lo contempla.

El águila es una figura contornada por tener su perfil dirigido hacia la siniestra (izquierda).

Salvo en casos especiales, los animales o sus cabezas siempre están vueltos a la diestra ( derecha). Esta coronada por tener una corona resuelta en otro esmalte ( o color), que siempre representa al metal. Es armada ( o membrada) porque las patas son de diferente esmalte al resto del cuerpo.

Es picada porque el pico es de diferente esmalte al resto del cuerpo.

En 1744, el cabildo decidió retocar las armas de esta ciudad porque estaban "poco decentes". No se sabe quien las había hecho, pero fue reparado el cuadro al óleo que actualmente se conserva en el Museo Histórico, y el blasón de la ciudad aparece colgado en la parte inferior y la paloma mira nuevamente hacia la izquierda.

A partir del año 1580, cuando Garay define el escudo de armas de la ciudad recientemente fundada, aceptado por el real Consejo de Indias en 1591, se produce un vacío de información hasta el año 1615, cuando las actas capitulares describen como armas de la ciudad, un escudo en el cual aparece un pelícano con cinco crías . No hay explicación histórica para este cambio; Enrique Peña, en su minucioso trabajo sobre el escudo de armas de Buenos Aires, no ha hallado justificativo para el reemplazo de animal.

Sabemos que, ante la ausencia de alguna ilustración del escudo que Garay dio a la Ciudad por el fundada, Peña entregó la descripción escrita del mismo, junto con toda la documentación histórica, a un artista plástico especializado en heráldica, Don Miguel Velasco, por lo que podrían descartarse ciertas improvisaciones, tales como la orientación equivocada de la cabeza del águila.

Examinando otras reproducciones del escudo de Garay, hemos comprobado como, en el logotipo de la Universidad del Salvador tal como aparece en la figura 7 el águila miraba primero hacia la izquierda, según se la reproducía con motivo de la primera visita del Papa a nuestro país en 1982 y luego a la derecha, como se ve en la figura 8, de la guía universitaria de 1998.

En las explicaciones dadas en esa guía, se indica que el águila reproduce al escudo de Austria, con la Cruz de Calatrava blasón que "… Don Juan de Garay legara como fundador de la Ciudad de Buenos Aires.

escudo

Sin embargo consultando bibliografías sobre heráldica pudimos llegar a las siguientes conclusiones:

Felipe II alcanzó la corona de España, Italia, y los Países Bajos por la abdicación de Carlos I de España y Carlos V emperador de Alemania en 1555.

En el libro de Maclagan puede leerse sobre el Rey Carlos I.

(… los ancestros del emperador Carlos V (…) muestran que cinco de sus antepasados vinieron de la península: él fue más hispánico que ningún otro. Su escudo de armas muestra en la mitad superior Castilla y León, Aragón y Sicilia como Granada ( N° 1 al 5), en la parte inferior, Austria, La Burgundia antigua y moderna y Bravante, con Flandes y Tirol en conjunto central" (N° 6 al 10).

escudo


NOTAS

El escudo de Granada representado es el que actualmente tiene España, se trata de una granada al natural con dos hojas , símbolo de dicha ciudad.

Burgundia era una región ocupada por teutones, que luego formó parte de Francia. Carlos I recibió el Ducado de Burgundia de Felipe el hermoso. Bravante era una región cuyas ciudades fueron Bruselas , Antwerip y Louvain. Su escudo el león dorado sobre fondo negro aparece en el emblema actual de Bélgica.

Felipe II recibió de su padre, España , Italia y los Países Bajos. Luego sumó Portugal, cuyo escudo se incorpora al blasón real N° 11 unificando bajo una misma corona toda la península ibérica. Retomando el tema del escudo de Garay, hasta tanto no surja nueva documentación no podemos vincular directamente el águila negra del escudo de la Ciudad de la Santísima Trinidad con el mismo animal de los austria. Solo podemos indicar la coincidencia en la dirección en que mira con la que tiene la paloma del escudo aprobado por ordenanza en 1923.

LA CRUZ DE CALATRAVA

Otro símbolo representado en el escudo de Garay es la Cruz de Calatrava que sostiene el águila con la pata derecha. Las siguientes consideraciones se basan en bibliografía histórica, ya que no hay ninguna documentación que explique cabalmente porque empleo Garay este símbolo.

La Orden Militar de Calatrava, fue la más antigua e importante entre las españolas. Su origen se remonta al año 1558 y se originó en la defensa de la Villa de Calatrava frente a los ataques de musulmanes.

Los Caballeros Templarios tenían desde 1150 a su cargo la defensa de la plaza, pero la potencia de la embestida musulmana sobre la misma hizo que la abandonaran. En esas circunstancias el Rey Sancho proclamó que Calatrava sería entregada en propiedad al que decidiera defenderla, hecho aceptado por el abad Raimundo de Fitero y por Diego Velásquez, monje.

La orden fue aprobada por el Papa Alejandro III, en 1164, adoptando la regla cisterciense y dependiendo en un principio, de la Orden del Cister.

La orden de Calatrava adquirió una posición de privilegio dentro de las que había en España. Llego a tener grandes riquezas e influencias, comprometiéndose por su parte a defender la fe católica y a luchar sin descanso contra los musulmanes. Cuando murió su fundador comenzó la discordia en la comunidad, por no aceptar los caballeros ( que eran el nervio de la Orden) seguir viviendo bajo el gobierno de un Abad. En consecuencia, eligieron a un maestre para que los dirigiera y los monjes se retiraron a Ciruelos, dejándoles Calatrava a los caballeros.

En 1164, la naciente orden militar se estableció sobre las nuevas bases, aprobadas por el Papa y pronto su lealtad hacia el rey, se tradujo en crecientes donaciones y mercedes, mientras contenían las correrías de los musulmanes por Valencia.

La ambición de ganar importancia política e influencia cada vez mayor en los asuntos del reino, hizo olvidar pronto a los maestres que por su misión especial debían permanecer ajenos a las discordias civiles, y se inclinaron a favor de uno u otro aspirante al trono.

Algunos de sus miembros, pretendiendo ser maestres, por la influencia de que gozaban tanto como por sus cuantiosas rentas, hicieron jugar a la orden un papel lamentable envuelto en luchas políticas.

Pero, desde que la orden comenzó a mezclarse en los asuntos públicos, fue preocupación de los reyes, intervenir en ella y muy especialmente en la elección del maestre.

En 1397, siendo maestre Don Gonzalo Nuñez, se había cambiado el hábito de la orden por estimar que no diferenciaba bastante a los caballeros de los monjes y suprimieron los primeros el escapulario y la capilleta, poniendo sobre su túnica, como cruzados que eran , una cruz roja formada por cuatro lises ( flor de lis) iguales. Esta cruz se llevaba sobre el pecho en el uniforme y al costado izquierdo en el manto blanco que constituía el traje de ceremonia (fig. 10).

Finalmente los reyes católicos pudieron incorporar el maestrazgo a la corona en 1482, lo que los saco de la servidumbre en que los soberanos mantenían a los maestres de la orden, que a través de su poder, ejército y riquezas manifestaron repetidas veces sus intenciones de moverse como soberanos independientes, rivales de la corona real.

En este aspecto, el pensamiento de Isabel La Católica se impuso al de su esposo, el Rey Fernando, los reyes incorporaron a las ordenes militares cercenaron mercedes, crearon un ejército permanente, estabilizaron el consejo de Castilla e impusieron, finalmente un régimen totalmente personal.

Felipe II, que llegó a ser Rey de España por la abdicación de su padre, Carlos I fue el monarca cuyo bajo reinado se concretó la fundación de la Ciudad de la Santísima Trinidad.

La corona de oro acuñada durante su mandato, que se entendió entre los años 1557 al 1598, reproduce en su anverso la Cruz de Calatrava, con un esquema de su diseño a la izquierda.

El reverso de la moneda reproduce el escudo real con la corona por encima del blasón.

Ya dijimos que Garay señaló en las actas capitulares de 1580 como razones para fundar esta ciudad "… haber venido a este puerto con el fin y propósito firme de ensalzar la fe católica…". Según Enrique Peña esto es simbolizado por la presencia de la Cruz de Calatrava.

La Cruz de Calatrava simboliza la presencia de la fe en la religión, pero no olvidemos que también representa, desde los reyes católicos , la autoridad real a través de su ingerencia en los nombramientos de los maestres de la Orden.

escudo

LA PRESENCIA DEL AGUILA NEGRA Y LAS CUATRO AGUILETAS

Don Juan Ortiz de Zárate firmó en 1569 una capitulación con Felipe II por la que se obligaba a fundar cuatro pueblos de españoles en estas regiones:
Tres cercanos a los ya poblados y el cuarto en la entrada del río o puerto que llamaban San Gabriel o Buenos Aires.

Con el título de adelantado recibido a cambio, partió, llegando a Santa Fe donde ya estaba Garay, quién decidió trasladar a Ortiz de Zárate hasta San Gabriel.

Pero el adelantado fue a Asunción, donde enfermó , nombrando a Garay, quién decidió capitán general , teniente de gobernador y justicia mayor primero y albacea después.

Ortiz de Zárate falleció, estableciendo que su sucesor sería quién se casara con su hija Juana, heredera natural suya. Tras varias contingencias fue Juan Torres de Vera, quién contrajo matrimonio con Juana.

Este nombró a Garay teniente general, capitán general y justicia mayor, autorizándole a gobernar en su nombre la provincia y a nombrar como quisiera , la ciudad que debía poblar ( por los términos de la capitulación de 1580 ) en el puerto de Buenos Aires.

Fue en esas circunstancias que Garay fundó y nombró a esta ciudad de la Santísima Trinidad. Las otras tres poblaciones que debían ser fundadas fueron: Santa Fe, Concepción de Nuestra Señora del Río Bermejo y Vera o San Juan de la Siete Corrientes.

Pero Garay murió en 1583 y le correspondió a Torres de Vera ser quién fundáse las últimas dos mencionadas.

El águila negra que se ve en actitud de cría, habría sido elegida en opción de Peña, para coincidir con el animal que aparece representado en los blasones de Ortiz de Zárate y Torres de Vera, en cuyo nombre, Juan de Garay llegó a estas tierras y fundo la ciudad.


Bandera de la Ciudad

La ordenanza N° 49669 del 31 de agosto de 1995 estableció la adopción de una bandera oficial para la Ciudad de Buenos Aires.

bandera


Se trata de un pabellón compuesto de un fondo blanco que reproduce en su centro la réplica del escudo que el 20 de octubre de 1580 fue adoptado por Juan de Garay. Esta integrado por un águila negra, la cruz de Calatrava y una corona como símbolo del reinado de Castilla y León y cuatro aguiletas que representan las cuatro ciudades que debían fundarse.

La primera fue Santa Fe, la segunda La Trinidad. Las otras dos ciudades, fundadas después de la muerte de Garay, habrían sido Concepción de Nuestra Señora, a orillas del Río de Vera y Aragón y la ciudad de Vera, luego llamada San Juan de Vera de las Siete Corrientes ( Corrientes).

ORDENANZA N° 49.669
ADÓPTASE BANDERA OFICIAL DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Art. 1 °. "Adóptese como bandera oficial de la Ciudad de Buenos Aires el pabellón compuesto por fondo blanco, reproduciéndose en su centro la réplica del escudo creado por Juan de Garay el 20 de Octubre de 1580, integrado por un águila negra con su corona en la cabeza, cuatro hijos por debajo y una cruz colorada sangrienta que sale de su mano derecha".
Art. 2°. "La bandera será rectangular, de un ciento cuarenta centímetros (140cm) de base por noventa centímetros (90 cm) de alto y el escudo se ubicará centralmente".
Art. 3°. "La bandera adoptada por el artículo 1 ° acompañará a la bandera nacional en todos los actos oficiales y presidirá los despachos de los funcionarios de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires".
Art. 4°. "Comuníquese juntamente con el dibujo que para mayor claridad acompaña, que forma parte de la presente ordenanza".
Boletín Municipal del 6/11/95 n °:20.157, pág.: 103.411.

Fuente: Sistema de Información Protocolar de Buenos Aires.