Audiovideoteca de Escritores de Buenos Aires

LA DIFUSION

Las entrevistas audiovisuales realizadas por el equipo de la Audiovideoteca tienen inserción en los medios de comunicación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires:

- El programa televisivo "Obra en construcción", emitido desde 2005 en forma periódica por el Canal Ciudad Abierta.

- Los microprogramas radiales "Las Plumas", para FM 2x4.

- El sitio web: una audiovideoteca virtual que permite a los navegantes conocer a sus artistas por medio de videos, audios y textos.

Atención al público:

Para visualización
concertar turno de 
lunes a viernes
de 14 a 18 horas
via mail o por teléfono al
4806-1659/1647

Centro Cultural Recoleta
Audio
Video
Texto
Biografía

María Esther Vázquez Biografía

María Esther Vázquez

Cronología

1937
Nace en la ciudad de Buenos Aires. Hija única, su infancia transcurre rodeada del afecto materno y con la presencia de su abuela, en una suerte de matriarcado, ya que tanto su madre como su abuela enviudaron muy jóvenes.
"Fui muy mimada, consentida y al mismo tiempo con muchas responsabilidades en el sentido de que esto se puede hacer pero no se debe hacer por tal o cual cosa. Mi abuela me hizo creer que yo era la persona mas linda, graciosa y simpática del mundo y eso me lleno de seguridad en mí misma. Me equivoco cien veces al día por supuesto", dirá en una entrevista con Ricardo Zanfardini (www.isla_negra.zoomblog.com).

1953
Ingresa con 16 años a la carrera de Filosofía y Letras en la Universidad de Buenos Aires.

1957
Trabaja en Departamento de Extensión Cultural de la Biblioteca Nacional, de la calle México, donde conoce al escritor Jorge Luis Borges.
"La amistad con Borges me abrió las puertas al mundo, esa es la verdad. Por ejemplo; él me llevo a Sur, conocí a Victoria Ocampo y a todo ese pequeño mundo que estaba separado, como si fuera una escalera superior. También por él amplié mis conocimientos de muchos escritores que yo no conocía o conocía muy poco; sobre todo de literatura inglesa. Viajé con Borges a congresos de literatura muy importantes, recorrimos toda Europa juntos y conocí a mucha gente con la cual después seguimos por correspondencia una bella amistad. Durante un año trabaje en la Biblioteca Nacional. Entonces recibí una beca y me fui a Europa y al regresar retome el trabajo, aunque iba un día si y un día no", dirá en la entrevista con Ricardo Zanfardini.
"Fue una época de gran felicidad, era muy divertido trabajar con él, porque era un hombre con gran sentido del humor, y además se aprendía muchísimo a su lado. Tuve una relación lindísima, porque Borges era una persona que cuando estaba rodeado de gente entusiasta, como lo fue Bioy, por ejemplo, él se llevaba de maravillas. A él lo único que le interesó fue la literatura, entonces cuando podía hablar con alguien que le llevara el tema, y que estuviera, no te voy a decir a la par, pero al menos con muchas lecturas como él, eso lo hacía feliz (…) Yo eso lo cuento en mi biografía sobre él. Borges se quiso casar conmigo... yo no estaba enamorada de nadie, y en ese momento se cruzó Horacio (el poeta Horacio Armani), quien hoy es mi marido, en un congreso de literatura, y fue un flechazo, nos casamos en un mes", contará en otra entrevista con Alejandro Cavalli, en www.librusa.com.

1964
Viaja a Europa acompañando a Jorge Luis Borges.
La editorial Emecé, de Buenos Aires, publica su libro de cuentos "Los nombres de la muerte".
"No hay uno solo de los cuentos que integran ‘Los nombres de la muerte’ que no tenga algo, o mucho, de poético; no han sido escritos para ilustrar tal o cual tesis literaria o para promover un debate, sino por una necesidad del espíritu y para delectación del lector. Ambos fines fueron logrados con plenitud. Catorce son los cuentos del libro ‘Los nombres de la muerte’; cada uno de ellos corresponde a un protagonista que en nada se parece a los otros y sin embargo es real, dentro del tiempo que crea la lectura. La literatura actual se complace en las facilidades del caos y de la improvisación azarosa; de este libro diestro y sensible podemos afirmar que es clásico, sin desmedro de la pasión, de la imaginación y de esa apariencia de eternidad que deben tener todas las criaturas del arte. María Esther Vázquez ha sentido hondamente el central enigma de la muerte y cada uno de sus cuentos ilustra alguna de las formas inagotables de esa cotidiana acechanza", escribió Jorge Luis Borges en el prólogo del libro, en enero de 1963.
Comienza a colaborar en el diario La Nación en el que, a través de los años, publicará más de mil quinientos artículos.
"Llego también por Borges. A él fue a verlo Eduardo Constantino, un ser excepcional que mucha gente ha olvidado. Constantino me llevo al periodismo radial. Yo había publicado en esa época un primer cuento en La Nación y , él que era en ese momento Secretario General del diario, me toma como colaboradora de carácter permanente. Tuve muchas secciones, trabaje cuarenta años para el diario",
Se casa con el poeta Horacio Armani, ambos fueron amigos del escritor Jorge Luis Borges por más de cincuenta años.

1965
La editorial Columba (colección Esquemas Nº 64) publica, en Buenos Aires, "Introducción a la literatura inglesa", ensayo escrito en colaboración con Jorge Luis Borges con quien, este mismo año realiza un viaje a Perú.

1966
Escribe, junto con Jorge Luis Borges, el libro de ensayo "Literaturas germánicas medievales", publicada por Falbo Librero Editor.

1977
Comienza a publicar  "Instantáneas", columna semanal del diario La Nación.
En el Congreso Internacional de Ottawa, dicta una conferencia sobre la escritora Victoria Ocampo.

1979
Después de la muerte de la escritora Victoria Ocampo, integra una asociación para proteger su casona (Villa Ocampo).
"Somos cuatro o cinco personas que nos reunimos cuando surgió el proyecto de la Casa FOA, en el año 1998, yo escribí una nota en el diario La Nación, Alicia Jurado una carta de lector, otra, Dolores Bengolea, que es sobrina nieta de Victoria Ocampo, todo el mundo hizo un escándalo porque el objetivo de la Casa FOA era destruir Villa Ocampo. Después vino el proyecto mucho más espantoso que era Villa Ocampo 2000, donde se pretendía hacer de Villa Ocampo una especie de shopping, al no respetar para nada el legado de Victoria, querían hacer una playa de estacionamiento, una confitería, e incluso un hotel. Ahí nos juntamos con Alicia y Dolores y todo el mundo literalmente nos echaba violentamente de todas partes, pero poco a poco nos fueron aceptando; conformamos una asociación, conseguimos bastantes socios, pedimos permiso a la UNESCO, dimos una serie de tés en Villa Ocampo. Cada una de nosotras llevaba a la persona de servicio que tenía en su casa para ayudar a servir el té, conseguimos las tazas, los platillos y las teteras gratis. Todavía estaba Clara, que había sido mucama de Victoria y era empleada de la UNESCO y logramos un sábado por mes, ofrecer una conferencia dicha por alguien muy interesante. Un día habló Alicia Jurado, otro China Zorrilla, Ernesto Schoo... Cada uno hablaba de Victoria y sus distintos aspectos. Té y conferencia se cobraba diez pesos, las señoras amigas traían unas tortas espléndidas, los sandwiches los conseguíamos regalados; en fin, nos fuimos afianzando cada vez más y fortalecimos la Asociación", cuenta en una entrevista del sitio www.victoriaocampo.com.

1983
Se publica, en Buenos Aires, su libro de ensayo "El mundo de Manuel Mujica Láinez" (Fundación Editorial de Belgrano).

1987
Recibe el Premio Konex Diploma al Mérito en la categoría de letras.

1988
La editorial Emecé publica, en Buenos Aires, su libro de cuentos "Desde la niebla".
Es condecorada por la República Italiana con el grado de Caballero Oficial.

1993
Aparece su libro "Victoria Ocampo", publicado por la editorial Planeta.

1995
En el mes de septiembre recibe el VIII Premio Comillas de biografía, autobiografía y memorias, por el libro "Esplendor y derrota".

1996
La editorial Tusquets publica, en Buenos Aires, la biografía "Borges. Esplendor y derrota".

1997
Recibe el Premio de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

1999
Se publica, en Buenos Aires, la biografía "Borges, sus días y su tiempo" (Vergara Editor).

2001
El Ministerio de Cultura de Buenos Aires publica un libro de entrevistas "Butler. Conversaciones con María Esther Vázquez".

2002
La editorial Seix Barral publica, en Buenos Aires, la biografía "Victoria Ocampo. El mundo como destino".
"En esta Presentación, se ponen de manifiesto y se explicitan las dos líneas que impulsan y a la vez tensionan la escritura del libro: por un lado, la biografía de Victoria Ocampo; por otro, los sentimientos personales de quien la narra. [...] En este sentido, los mayores aciertos se alcanzan en aquellos momentos en que la biógrafa toma distancia de las versiones escritas por Victoria Ocampo para reconstruir, desde otra perspectiva, algún tramo de su vida. El relato de la amistad entre la poeta chilena Gabriela Mistral y Victoria, por ejemplo, ilumina aspectos menos conocidos como lo es la compleja y silenciosa relación que esta última sostuvo con Eduardo Mallea. Jorge Luis Borges, en su Evaristo Carriego, definió la biografía como un género paradójico al considerar que el solo hecho de ‘que un individuo quiera despertar en otro individuo recuerdos que no pertenecieron más que a un tercero, es una paradoja evidente’. María Esther Vázquez disuelve la paradoja al referir recuerdos ajenos que ya habían sido narrados. Su admiración casi ilimitada por la figura de Victoria Ocampo, la necesidad personal de rendirle un homenaje privado, no hacen sino manifestar el peso simbólico de una mujer que ha sido una figura clave para comprender la cultura argentina del siglo veinte" (La Nación, 24 de noviembre de 2002).
En el mes de mayo, es elegida como presidenta de la Fundación Victoria Ocampo.
"Lo que Victoria quiso fue recuperar la casa como un centro de cultura, de difusión de cultura. Hay un presupuesto mínimo pero con Dolores Bengolea, al frente de la obra, como Directora Ejecutiva se puede recuperar la casa y dar cursos y conferencias, hacer un Diálogo de las Culturas, recibir escritores del exterior.  La casa tiene tres plantas. En el último piso, que era el lugar de la servidumbre hay una serie de cuartos inmensos, cinco baños; un lugar espectacular. En Villa Ocampo estuvieron desde André Malraux hasta Stravinsky e Indira Gandhi. Por el momento hemos podido concretar dos de nuestros objetivos: Un concurso anual para libro de cuentos y la editorial Victoria Ocampo.", explicó en una entrevista del sitio de www.victoriaocampo.com.

2004
La editorial Emecé publica, en Buenos Aires, su libro de cuentos "La memoria de los días".
"La extensa trayectoria literaria de María Esther Vázquez le permitió conocer y tratar a los más prestigiosos autores argentinos de la segunda mitad del siglo XX. Junto a ellos recorrió tanto sus obras, que divulgó en numerosos artículos periodísticos, como sus vivencias cotidianas, que trasladó a estas páginas a través de recuerdos, de anécdotas, de conversaciones íntimas y de opiniones. [...] En el prólogo, que ella llama justificación, la autora se apresura a apuntar que éste no es un libro de memorias, sino una serie de relatos con la intención de que la perdurabilidad quede estampada en sus páginas ‘antes que las imágenes, abandonadas a su ceniza, se diluyan en el polvo’. Nombres, situaciones, anécdotas hacen de La memoria de los días una mirada personal hacia quienes, con su talento y su devoción, se transformaron en paradigmas de las letras argentinas", escribió Adolfo C. Martínez en el diario La Nación, en abril de 2005.
Se publica también, su libro de relatos "Crónicas del olvido" (editorial Victoria Ocampo).
"Todos los relatos responden, en su escritura, a una poética sutil y rigurosa: economía verbal, lenguaje ajustado y diáfano, y una tensión sostenida por alusiones, elusiones e indicios que suelen desembocar en finales sorprendentes. Lo insólito como ruptura en el hábito perceptivo es en ellos un procedimiento recurrente que se orquesta en forma de equívocos y desplazamientos: finos desfasajes, con frecuencia humorísticos, entre significado y significante. [...] Para quienes aprecien los juegos de la ironía, y la capacidad de dar cuenta de lo terrible sin levantar la voz, con mesura concentrada, estas historias, sin duda emparentadas con la poesía, no serán olvidables. Cabe celebrar, con ellas, el retorno de María Esther Vázquez a la ficción, luego de sus premiadas biografías sobre Jorge Luis Borges y Victoria Ocampo", escribió  María Rosa Lojo en el diario La Nación, en octubre de 2004.
Recibe el Premio Konex Diploma al Mérito en la categoría "Biografías".

Ver Bibliografía