Audiovideoteca de Escritores de Buenos Aires

LA DIFUSION

Las entrevistas audiovisuales realizadas por el equipo de la Audiovideoteca tienen inserción en los medios de comunicación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires:

- El programa televisivo "Obra en construcción", emitido desde 2005 en forma periódica por el Canal Ciudad Abierta.

- Los microprogramas radiales "Las Plumas", para FM 2x4.

- El sitio web: una audiovideoteca virtual que permite a los navegantes conocer a sus artistas por medio de videos, audios y textos.

Atención al público:

Para visualización
concertar turno de 
lunes a viernes
de 14 a 18 horas
via mail o por teléfono al
4806-1659/1647

Centro Cultural Recoleta
Audio
Video
Texto
Biografía

Arturo Carrera Biografía

Arturo Carrera

Cronología

1948
Nace el 27 de marzo en Buenos Aires y, tres días después, su familia se radica en Coronel Pringles.

1949
Su madre muere de meningitis.

1955
Viaja con su padre, por primera vez, a Buenos Aires.

1966
A los 18 años, acompañado por su amigo César Aira, llega a Buenos Aires donde se vincula a Alejandra Pizarnik, quien lo presentará ante el circuito literario como "el poeta adolescente".
"- Nosotros, es decir, César Aira y yo, llegamos muy jóvenes a Buenos Aires, en el año 1966. Veníamos de Coronel Pringles, un pueblo de provincia, cosa que naturalmente condicionaba todo: desde las búsquedas estéticas hasta nuestra identidad política. Ni bien llegamos a Buenos Aires, Aira y yo nos vinculamos, a través de Alejandra Pizarnik, a una manera de considerar la literatura, armada alrededor de las ruinas recientes de la revista Sur. En ese momento ganamos el premio de la revista Testigo, que dirigía Sigfrido Radaelli. En el jurado estaban Manuel Mujica Láinez, Alberto Girri y Enrique Pezzoni. César ganó el premio de narrativa y yo el de poesía.
- En esos años era fuerte la relación entre poesía y política, a la que su obra es más bien refractaria.
- Sí, era una época fuertemente política, que yo la viví un poco mediada por la figura de Alejandra Pizarnik, que se hizo muy amiga mía, que funcionaba como una especie de criba y que era nuestro referente esencial en ese momento. De todos modos, yo creo que la política se fue integrando a mi obra a través de lo que yo llamo micropolíticas, que para mí son distintas maneras de percibir la realidad social del país, sin tener una militancia explícita. Nosotros de hecho no teníamos ninguna. Pero sacábamos con Aira una revista que se llamaba El Cielo, en la que, aquí y allá, había referencias a lo político. Por ejemplo, les dedicamos un número a los estudiantes presos y golpeados por razones políticas. Pero no había una cosa política expresa y constante, como en el grupo El Pan Duro." (Entrevista de Martín Prieto, en 3puntos Nº 285, 12 de Diciembre de 2002).
Comienza a cursar la carrera de Medicina en la Universidad de Buenos Aires.

1969
Abandona la carrera de Medicina.

1970
Estudia psicoanálisis con Oscar Masotta.

1972
Aparece en Buenos Aires "Escrito con un nictógrafo", publicado por la Editorial Sudamericana, con prólogo de Severo Sarduy. Durante la presentación, Alejandra Pizarnik leyó algunas páginas del libro en la oscuridad.

1973
Editorial Sudamericana publica, en Buenos Aires, su libro de poesía "Momento de simetría", editado también en EE UU.
Estudia astronomía en la Asociación Amigos de la Astronomía de Buenos Aires.

1974
Contrae matrimonio con "Chiquita" Gramajo a quien conocía desde 1965.

1975
Aparece, en Buenos Aires, "Oro" (Editorial Sudamericana).
Nace su hijo Fermín.

1978
Nace su hija Ana.

1981
Se separa de su esposa.

1982
Editorial Sudamericana, de Buenos Aires, publica "La partera canta".
Aparece, en Barcelona (España), "Ciudad del colibrí", publicado por la editorial Llibres del Mall.

1983
Ediciones Último Reino publica, en Buenos Aires, su libro de poesía "Arturo y yo".
"En el gesto vanguardista de cuyo impulso nace, ‘Arturo y yo’ persigue una perpetua estrategia del desvío: de la identidad en el nombre, de la vida en el arte (como en la cita de Suzuki que lo encabeza: ‘La vida es una pintura... que debemos ejecutar de una vez y para siempre, sin vacilación, sin intelección...’), de la representación en la palabra. Desvío de la poesía, puesto que el vanguadismo de Carrera no es el de la eufonía épica, como en Lorca o Neruda, sino el de los nudos que dibuja el envés del costumbrismo: un Citroën amarillo que pastorea vacas en pleno campo, conducido por una Alicia recién vuelta del otro lado del espejo. ‘Hartura’ de Arturo niño, en su libretita manchada de yerba mate por los chicos insidiosos; ‘sus lolitas en flor también/ a la sombra en un despertar anaranjado del verano’, donde están Nabokov (y, a través de él, otra vez, Alicia) y Proust, donde está Catulo en ese amanecer pampeano: la utopía americana de la síncresis universal, del desvío perpetuo. La belleza del poema es el cociente de ese titubeo, el demonio de la dicción respira en la palabra escrita, cada vez que alguien abre el libro y lee. Coro de murmullos, el poema es una textura de modulaciones: en Carrera el estilo es (un cambio de) humor. La exaltación, la tristeza; la perversa inocencia del cármina del campo argentino, donde un pájaro ‘canta como un teléfono’; de la precisa sinestesia en la naturaleza misma, ‘bajo el crujir del sol’. Veinte años hace de este ‘Arturo y yo’ que se decía: ‘Debería insistir’. Y aún insiste —eso es un clásico—, lozano siempre como la novia inviolada de la urna griega, como este balcón sobre la pampa, donde el poema definitivo del desdoblamiento muestra su trabajadísima sencillez, tan artificioso y natural como un espejo (con nudos de tapiz en el envés)", del epílogo a la reedición de "Arturo y yo", Edgardo Dobry, Barcelona, España, 2002.

1985
Aparece en Buenos Aires "Mi padre" (Ediciones de la Flor).
Recibe el Primer Premio del Concurso Nacional de Poesía Mauricio Kohen, cuyo jurado es integrado por Alberto Girri, Enrique Pezzoni y Juan José Hernández.

1986
Ediciones Ultimo Reino de Buenos Aires, publica "Ticket"; y editorial Losada, su libro "Animaciones suspendidas".

1987
Es becado por la Scuola de Siena para cursar el seminario "Poetas italianos del Novecientos".

1988
La editorial Último Reino publica "Retrato de un albañil adolescente & telones zurcidos para títeres con himen" escrito en colaboración con Emeterio Cerro.

1989
Se publica, en Buenos Aires, "Children’s Corner" (Último Reino).
"Carrera está mostrándonos cómo salir de un embudo. La poesía argentina es quejosa. Los poetas cumplen casi siempre un mandato. Escribir ‘para’. O ‘sobre’. O ‘con’. Transponer esos vicios sin que de ello resulte otra orden. Ausentarse. Dejar los jueguitos grandilocuentes, el estilo. En estos poemas de ‘Children’s Corner’, como en otros libros de Carrera (sobre todo en ‘Arturo y yo’ y en ‘Ticket para Edgardo Russo’), hay pinceladas de haikai clásico; como en una pantalla plana, la misma de los films de Kenji Mizoguchi, cuya extensión está fuera del alcance de la psicología. [...] De los haikai se dijo que están escritos como pintados. De Arturo Carrera dijo Lamborghini que escribe con las manos y nunca con la cabeza.", escribió Américo Cristófalo en la revista Babel, Nº 13, diciembre de 1989.

1990
Obtiene la Beca Antorchas.
Se une nuevamente con "Chiquita" Gramajo.

1992
Editorial Planeta publica "Teoría del cielo", escrito en colaboración con Teresa Arijón.

1993
La editorial Beatriz Viterbo de Rosario, publica el libro de ensayos "Nacen los otros".
"Hechas de restos de lecturas livianamente articuladas –como quien confía más en los cabos sueltos que en las ideas definidas– originalmente tituladas ‘Secreto y misterio en la poesía argentina’, estas coloridas reflexiones "teóricas" merecen destacarse, cuando menos, por dos cosas: ‘el abanico de posibilidades que dejan abiertas al pensamiento sobre poesía y literatura (por la agudeza y la sensibilidad con que hurgan en la distinción entre secreto y misterio), y el desprejuiciado arte de la cita y el comentario’ que Carrera ejerce cuando aplica ‘teoría’ a la obra de Juan L. Ortiz, Alberto Girri, Alejandra Pizarnik, Francisco Madariaga, Hugo Padeletti, y Enrique Molina. Un arte, también, del placer de hojear una basta biblioteca, entendida como el superpoblado santoral de un lector arbitrario y goloso: Barthes, Rilke, Deleuze, Ungaretti, Lezama Lima, Gonbrowicz, Mahler, San Ignacio de Loyola, Freud, Levi Strauss, Foucault, Magritte, Borges, Klee, Mircea Eliade, Burroughs, Joyce, John Cage, Wittgenstein y Bataille son algunas de las muchas voces que asoman e intercalan. Más que como un coro polifónico, como si todas fueran modulaciones de una voz, la de Carrera", escribio Daniel Freidemberg, en Clarín, el 1º de abril de 1993.
La editorial Mickey Mickeyranno de Buenos Aires publica su libro "Negritos". Y la editorial Casa del Tiempo, de México, edita "La banda oscura de Alejandro" (fragmentos).

1994
La editorial Bajo la luna nueva publica, en Buenos Aires, "La banda oscura de Alejandro".

1995
Recibe la Beca Guggenheim.

1997
La editorial Tusquets publica su libro de poesías "El vespertillo de las parcas"; y El Ateneo publica "Libro de las criaturas que duermen a nuestro lado", escrito en colaboración con Teresa Arijón.

1998
Obtiene el Primer Premio Municipal de Poesía.
La editorial Tusquets reedita "Children’s corner".
Aparece en Buenos Aires, "El libro de la luna", escrito en colaboración con Teresa Arijón y Edgardo Russo (editorial El Ateneo).

1999
Recibe una beca del Ministerio de Cultura de Francia para traducir la obra del poeta Yves Bonnefoy.

2001
Edita para Internet, bajo los auspicios del ICI de Buenos Aires, una antología de 37 poetas argentinos menores de 37 años: "Monstruos", publicada posteriormente por el Fondo de Cultura Económica.

2002
La editorial Pre-textos de Valencia, España, publica su libro "Tratado de las sensaciones".
"En un plano superficial, ‘Tratado’ continúa la propuesta de ‘El vespertillo de las parcas’ En él el autor se planteaba explorar las relaciones familiares por la línea de las mujeres (madres, abuelas, tías, hermanas), y en su último poemario emprende una misión equivalente por la rama masculina (padres, abuelos tíos, primos). Ahora bien, ‘Tratado’ permite ver mejor una búsqueda que atraviesa toda su obra. Lo que quisiera destacar es que la búsqueda a la cual me refiero no es la de la genealogía y los siempre inciertos orígenes, sino aquella que el título indica: la de las sensaciones", escribió Florencia Abbate en el Diario de Poesía Nº 63, marzo de 2003.
Alción editora, de Córdoba, reedita su libro "Arturo y yo".

2003
La editorial Filodecaballos, de México, publica su libro "Carpe Diem".
"Una poesía de preguntas y respuestas, pero unas y otras en distintas orillas del torrente de la experiencia, nunca enfrentadas, con puentes caprichosos que sólo sirven para la pesca, o las zambullidas, no para pasar de un lado al otro. Las preguntas de la poesía de Carrera nunca se responden con un ‘sí’ o un ‘no’ porque esos trajinados monosílabos quedan debajo del impávido avance de la felicidad. Es como si hubiera descubierto que la afirmación y la negación no hacen más que complicar las cosas, y la poesía es un dispositivo taoísta de simplificación. En esa indiferencia al ‘sí’ y al ‘no’ está una de las figuras que lo identifican, la espiral de indiferencia que lleva sus contemplaciones a otros planos", escribió César Aira, en la contratapa de "Carpe Diem".
Aparecen en Buenos Aires "Palacio de los aplausos" (escrito en colaboración con Osvaldo Lamborghini), publicado por Beatriz Viterbo Editora.
Ediciones Vox de Bahía Blanca, publica "El Coco".
Recibe la Beca de la Dirección del libro y la lectura de Francia para recopilar la obra poética completa de Yves Bonnefoy.

2004
Interzona Editora publica, en Buenos Aires, su obra "Potlatch".
"Arturo Carrera ha publicado dos nuevos libros, ‘Carpe Diem’ y ‘Potlatch’ (anticipado hace pocas semanas por Radarlibros). Separadamente, cada uno de ellos enriquece la literatura argentina contemporánea. Considerados en conjunto, constituyen un acontecimiento. [...] La obsesión por la dinámica familiar y sus intercambios genéticos, afectuosos y económicos es una de las constantes desde Arturo y yo. La necesidad de nombrar a la poesía como el lugar de conocimiento y comprensión del mundo por excelencia es otro de los distintivos que aparece de modo insistente. Pero es sobre todo un ritmo que está entre la tersura ideal del verso clásico, la palabra inesperadamente coloquial, y el modo persistentemente vanguardista de su escritura lo que lo vuelve inconfundible, absolutamente personal y cada vez más importante y necesario. No es casual que su obra sea la referencia de casi todos los poetas jóvenes y que adquiera, sobre ellos, el peso de una "influencia". En este último tiempo salieron dos libros de Arturo Carrera: ‘Carpe Diem’ (El Fulgor/Poesía), publicado en México y ‘Potlatch’ (Interzona), en Argentina. Carpe Diem es una colección de poemas -.todos titulados ‘Carpe Diem’– que recrean el significado verdadero de la figura poética: narrar el transcurso de un día vivido como una experiencia estética. De allí que sea posible que la experiencia de ver un cuadro de Corot pueda ser asimilada a la de ver un arco iris. El Carpe Diem obliga a vivir el día en cada uno de sus detalles porque la vida no es sucesión sino construcción infinitesimal de cada instante. Decir que se trata de un libro de detalles sería asignarle un mundo (una obra general) a la vida, que los textos de Carrera nunca afirman ni niega," escribió Ariel Schettini, en Radar libros, Página/12, junio 2004.
La editorial Eloísa Cartonera, de Buenos Aires, publica su obra "Pizarrón".
Recibe el Premio Konex Diploma al Mérito.

2005
La editorial Interzona reedita su libro "Escrito con un nictógrafo"; y Losada publica "Noche y día".
En Brasil, se publica su obra "a.a.Momento de simetría".

2006
Ediciones Mansalva de Buenos Aires, publica "La inocencia".
Animaciones suspendidas, una antología a cargo de Ana Porrúa, se edita en Venezuela, por Ediciones el otro@el mismo.

Ver Bibliografía