Barrido y limpieza

El servicio público de higiene urbana que presta el Gobierno de la Ciudad contempla la recolección de residuos, tanto de los domiciliarios como los de grandes generadores, y el barrido de calzadas.

El servicio público de Higiene Urbana que presta el Gobierno de la Ciudad contempla la recolección de residuos, tanto de los domiciliarios como los de grandes generadores, y el barrido de calzadas.

Desde la sanción de la ley de “Basura Cero” en 2006, la política que promueve el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires respecto a gestión de los residuos sólidos urbanos se orienta a reducir la generación, recuperarlos y reciclarlos, con el fin de lograr la eliminación progresiva de los rellenos sanitarios.

Para ello se implementó un sistema de conteinerización que próximamente cubrirá toda la ciudad, así como la instalación de campanas verdes, que son recipientes destinados exclusivamente a los residuos secos o reciclables. También se concientiza a la población acerca de la importancia de separar en los domicilios los residuos húmedos de los secos.

Además de los domicilios particulares, se dispuso que los hoteles de 4 y 5 estrellas, edificios públicos del Gobierno de la Ciudad, los edificios de más de 19 pisos y la Corporación Puerto Madero cuenten con un sistema de recolección diferenciada.

Otro de los servicios de higiene es el de barrido de calzadas, que durante el día se realiza de manera manual; y en las calles de alto tránsito como avenidas y boulevares se recurre al barrido mecánico.